viernes, 16 de agosto de 2013

Crítica de "Dreamer", Soraya.





Mi crítica número 39 gira en torno al quinto álbum de estudio de la Reina del Dance de España por excelencia, Soraya Arnelas, “Dreamer”.

El disco fue lanzado el 28 de septiembre del 2010 y desde entonces gozó de un éxito moderado pero acertado en algunos países del continente europeo como Francia, Rumanía, evidentemente, España, y en general en Europa.

Cuenta con estilos principalmente bailables, entre los que se encuentran el Pop, Dance, Electrónica y House.

“Dreamer” cuenta con 11 pistas en su primera Edición, habiendo sido lanzada un año después una Re-Edición llamada “Dreamer Reloaded”: esta entrada está dedicada a la primera mencionada.


Comenzamos el disco con un tema homónimo, segundo y tristemente último single y mi favorito de este: “Dreamer”.

Se trata de una jugosa combinación de Dance-Pop y Electro-Pop de lo más pegadiza y rompedora, y que tristemente no gozó del éxito comercial merecido: pero que si hubiese sido promocionada se hubiera comido Europa sin ningún inconveniente.

Soraya se desenvuelve vocalmente con soltura en este tema, especialmente poco después del comienzo, donde ejecuta un agudo sorprendente que nos sirve de indicio para saber que el baile no ha hecho más que comenzar: metafóricamente nos habla de que hay que ser positivos porque muchas veces, la realidad/negatividad nos afecta y no nos deja volar, no permite que nuestros sueños fluyan y viajen con total libertad.

Su vídeo musical es de lo más entretenido y con efectos especiales bastante conseguidos: sobre todo si tenemos en cuenta que hablamos de un corte promocional hecho en España, con mucho menos presupuesto del que podría gozar, por ejemplo, un vídeo hecho en E.E.U.U. Podemos ver a la artista junto a dos chicas realizando una discografía y con diferentes escenas intercaladas, especialmente una en la que luce el pelo considerablemente más largo, y para mí deja claro que le sienta mucho mejor que el cabello corto. Luce muy sensual, no cabe duda.

“Cierra tus ojos, inspira, di adiós.

Lo que será, será, no me pares ahora, porque soy una soñadora. He tenido suficiente de tu realidad, no te metas conmigo, porque soy una soñadora”.


10/10




“Failing Me (Runaway)” es la segunda pista, que esta vez persigue un toque más Pop pero en el que también incide con mucha fuerza el Dance.

Se trata de uno de los temas más disfrutables del álbum, y en el que cabe destacar sobre todo los estribillos y el puente, donde el momento de baile destaca por encima de todo. Arnelas nos habla de una relación amorosa en la que su chico no hace más que fallarle, y por eso ella le pide que se vaya. ¡Más vale sol@ que mal acompañad@!

“Corriendo lejos vas, sigo oyendo mentiras, mentiras, y estoy preguntándome por qué, por qué me estás fallando, fallándome ahora. Corriendo lejos vas, me tienes diciendo <<no, no>>, levántate y ve, ve, me estás fallando, fallándome ahora”.

9/10




Teniendo una producción más Electro-Pop y Euro-Pop, en colaboración con Juan Magán, se nos viene una de las que es, para mí, de las piezas más flojas del álbum: “Give You Up”.

Nos habla sobre un chico al que la artista nunca abandonará ni dejará de lado, debido a lo mucho que le quiere.

La producción deja que desear si tomamos en cuenta el instrumental del que gozan otros temas del disco, y su letra no podría ser de lo más cliché, aunque esto es lo que quizás pudiera hacer que fuese una de las más bailables del conjunto del álbum.

“No quiero que mi corazón sea roto, solo quiero sentirte y tocarte, dámelo a mí. Nunca renunciaré a ti, nunca renunciar a ti, renunciar a ti, renunciar a ti, no, cariño.

En mi corazón nunca renunciaré a ti, nunca renunciar a ti, no cariño”.

7/10




El cuarto tema es “Ticking All The Boxes”, uno de los más poderosos y bate discotecas de todo este trabajo discográfico.

Coquetea más con el Euro-Pop, esta vez con toques House y Techo, con unos arreglos electrónicos vocales en la voz de Soraya que añaden elegancia y un cierto aire sofisticado. El “la la la” del puente no tiene ningún desperdicio.

Nos sumerge en una situación en la que un chico logra cuajar con ella, y es consciente de que no pone los pies en el suelo cuando piensa algo que tenga que ver con esa relación, pero no le importa. ¡Ay, el amor, qué bello es el amor!

“Jugando otra vez olvidamos regresar al mundo real,  pero no me importa un ****** si es solamente un sueño en mi cabeza.

Estás marcando todas las casillas, y de repente caigo directa en tus ojos, marcando todas las casillas, sí, sí, sí. Estás diciendo todas las cosas correctas, quizás sean mentiras: pero es mi elección, tomaré mis opciones. Y todo lo que conozco es esta noche, estás marcando todas las casillas”.

9,5/10





Llega una pista que resulta ser la primera que posee ese toque apasionado de invitación a la pista de baile, y recibe como nombre “I Got You”.

Seguimos con ese toque europeo, esta vez con una dirección más Euro-Dance y con cierto toque de Electro-Pop, pero que a pesar de ser considerablemente pegadiza (especialmente los versos del estribillo) no logra resaltar al completo en lo que es el disco (al menos para mí).

Habla de un chico al que logra meterse en el bolsillo en la pista de baile, hipnotizándolo con sus sensuales movimientos de baile y seduciéndole con éxito, una letra de lo más sexy.

“Vamos, invítame, te haré sudar; vamos, invítame, no hay descanso, lo juro. Porque sabes todo lo que tengo, ir de fiesta es la única manera.

Cada baile es solamente para mí, es el modo en el que doy todo con mi cuerpo, cada chico que conozco cada noche, esta noche te tengo. Cada chico que conozco cada noche, esta noche te tengo, es verdad, es verdad”.

8/10



Habiendo pasado prácticamente la mitad de esta producción, esta vez en colaboración con TeeandGee, tenemos frente a nosotros una canción que parece desembocar en una Balada Electrónica, usando exquisitos (y ligeros, recordemos que se trata de un disco Dance) toques de instrumentos Electrónicos, denota de un modo u otro que llegará un Break que nos invitará a darlo todo: “You´ve Got The Music”.

Y efectivamente, así es, el Dance poco a poco se sumerge en nuestros oídos hasta desembocar en un tema Pop de influencias House. Permite a Soraya desenvolverse vocalmente sin problemas en el estribillo: yo percibo su letra como un mensaje de ánimo a cualquier persona que no esté pasando precisamente por un buen momento en su vida, y la cantante les dice, ¡no os preocupéis, vosotros tenéis la música, levantaros y bailad sin temor!

“Estás mirando fuera y nadie estaba para ti, porque el Sol turna así que metámonos en la piscina. Estoy viniendo ahora, así que déjame llevarte a algún sitio, no hay necesidad de rogar, estoy segura de que lo harás.

Parece que hoy no hace falta que te escondas, porque tú tienes la música, tú tienes la música”.

9/10




Llegamos a la canción más Electrónica de todo “Dreamer”, en colaboración con Bedük, y que presume de ser una de las más rompedoras del álbum: “Electric Girl”.

Puramente Electro-Pop y con una pizca de House añadida, pudo haber sido una buena elección de single: se trata de una especie de conexión amorosa entre un chico y una chica eléctricos, ambos están enamorados pero, de un modo u otro, algo les impide permanecer juntos.

“Chico eléctrico, quiero tocarte pero duele. Quiero sentirte, chico, estoy de acuerdo con que mandes en mi mundo.

Chica eléctrica, la manera en la que brillas me va a volver ciego, tienes que dejarme quererte chica. Quedándote ahí con tus luces, soplas mi mente”.

9,5/10




Vamos acercándonos poco a poco al final del álbum, con un tema que goza de la letra más bella y de mayor clase de todo este trabajo, con un título de lo más atractivo, “Twilight”.

Una canción que incorpora entre sus principales estilos el Electro-Pop y el Dance-Pop y que resulta ser la más oscura de todo el disco: hubiese sido una interesante apuesta como single y un vídeo musical de esta canción pudo haber sido espléndido.

Nos encontramos a una Soraya mística, romántica y enamorada, que le dice a su chico abiertamente donde se encuentra, metafóricamente en el corazón del crepúsculo, esperando que este venga tras sus pasos y ambos den comienzo a un romance memorable: de lo más bello que podemos degustar en el disco, no cabe duda.

“Estoy aquí en medio, me está cambiando en la noche, el crepúsculo. La ambigüedad me está llamando en la noche, el crepúsculo. Para el ojo desnudo estoy disfrazada, refractada en la atmósfera. No puedes ver, estoy aquí, en el crepúsculo.

En la oscuridad, la luna de plata, nunca sabes en lo que me convierto. El sol se pone, tan bien como se pone, creo que he sido golpeada por Cupido”.

10/10


Primer single y décima pista, en colaboración con Antonie Clamaran, un tema que Soraya quiso hacer con el DJ mencionado y que luego pasó a formar parte de este álbum, “Live Your Dreams”.

Un corte Pop, Dance y con toques Euro-Pop que, si bien logra destacar en el conjunto del disco, bajo mi punto de vista hay mejores temas dentro de este aunque era una carta de presentación ideal, la verdad.

De lo más bailable, rítmica y pegadiza, nos invita a ser felices, a creer en nuestros sueños, a vivir nuestra vida…¡Así que ya sabéis! Eso es lo que todos tenemos que hacer. Su vídeo musical se sitúa en un casting de bailarines donde los dos artistas escogen y se lo pasan muy bien, y desemboca en un concierto en el que ambos tocan el tema, disfrutándolo y dándolo todo y también con un público muy entregado; de lo más entretenido, sin duda.

“Cuando vivas tus sueños, vivas tu vida, la felicidad está ahora y siempre: quiero que sepas que puedes amar, puedes volar, no sabes que es menor la causa. Lo sabes cuando…

Tú puedes vivir, tú puedes amar”.



8,5/10


Imagen

La penúltima y por ende décima pista se hace llamar “In My Blood” y la califico como la que es, sin duda, la peor canción del álbum.

Compuesta de Electro-Pop y Dance, se caracteriza por tener una base de lo más pegadiza, sí, pero prácticamente no goza de mucho gancho si tomamos el tema conjuntamente: la voz de Soraya está excesivamente robotizada.

¡Que, oiga! No se trata del efecto, porque en otros temas del disco le da un aire elegante, pero aquí mete la pata aún más hondo. Está dotada de un tono apasionado, en el que busca el amor de un hombre.

“Te tengo en mi sangre, está subiendo como un profundo río dentro de mí, ah, ah, ah. Tengo que poseer tu amor, la manera en la que te mueves, hazme algo”.

6/10




Finalizamos el álbum con la canción número once, en colaboración con Wally López que es, con diferencia, la más larga de esta producción discográfica (7:11 de duración), “Close To Me”.

Un tema que persigue un concepto de lo más atractivo, y es que es un tema que perfectamente podría ser pinchado en cualquier pub, discoteca o festival de música Electrónica que se precie y probablemente muchos lo disfrutarían. En un disco que persigue estos estilos musicales, una pista así queda que ni pintado.

Una fusión de lo más rompedora entre Electro-Pop, Dance-Pop, House, Techno y Euro-Pop: un Radio Edit de este tema y siendo single hubiera sido algo interesante de ver. ¡No obstante! Hay una pega: la letra solo tiene una estrofa, que es repetida unas pocas veces a lo largo del tema.

Pero no es una tara que llame la atención de una forma increíblemente llamativa, al contrario, diría que no le sienta mal, pero yo hubiera preferido que hubiese más letra y más partes vocales en el tema, sería prácticamente perfecto.

Podemos ver a la artista puramente apasionada, con un chico que le vuelve loca, con el que quiere pasar el resto de su vida, ¡ideal incluso para bailarla junto a tu enamorad@!

“Cuando te acuestas en mi cama, mi cuerpo entero pierde el control, cuando te despiertas junto a mí, quiero quedarme toda la vida contigo”.

8,5/10


Imagen

La somnolencia se apodera de nosotros, el cansancio se hace con nuestro cuerpo hasta que finalmente rendimos, y nos sumergimos en un profundo sueño…

Un viaje al mundo de la vigilia en el que lleva las riendas una mujer poderosa, que goza de una impresionante voz que viene como anillo al dedo para temas de Pop Electrónico, Dance con toques House: una vez que nos adentramos en dicho letargo, podemos sentir cómo los decibelios de su ritmo corren por nuestras venas cargados de júbilo, euforia y emoción.

Se trata de un sueño en el que miremos a donde miremos nos veremos situados en un ambiente de ensueño, donde todo el mundo disfruta, sin pretensiones, tratando de disfrutar de una noche inolvidable: y, el poder que ejerce la mente soñadora de Soraya es lo que hace de cualquiera que lo escuche un soñador, alguien que siempre trata de buscar un momento para pasarlo bien y, en definitiva, desconectar. Siempre contando con el añadido del amor y la pasión, prácticamente un tópico en este tipo de trabajos discográficos.



“Dreamer” es un poderoso álbum Dance que logra poner la mira en Soraya Arnelas como la exponente del Dance más sobresaliente de nuestro país, y una envidiable exponente de este en el continente europeo. Dentro de este caben destacar, sin lugar a duda, varios sobresalientes temas entre los que se encuentran "Failing Me (Runaway)", "Ticking All The Boxes”, “Electric Girl”, “Twilight”, “Live Your Dreams” y “Close To Me”. Y por supuesto, el tema lírica y musicalmente más representativo de este álbum y, sin lugar a duda, mi favorito de este, la homónima “Dreamer”.

En definitiva, mi más sincero agradecimiento a Soraya por dejarnos disfrutar de un trabajo discográfico de calidad como lo es este, y manifiesto mis deseos de que en un futuro disco, pueda ser aclamada como una triunfadora en el continente europeo y, por qué no, mundial.

85/100

No hay comentarios:

Publicar un comentario