sábado, 10 de agosto de 2013

Crítica de "Glassheart", Leona Lewis.





Mi crítica número 38 está constituida por el tercer álbum de estudio de una de las artistas más  espléndidas y de una de las voces más bellas de los últimos años, Leona Lewis, “Glassheart”.

Fue lanzado en distintos territorios del mundo con una distribución variable, pero su primer lanzamiento se dio el 12 de octubre del 2012. Desde entonces, ha contado con un rendimiento comercial casi inexistente, sobre todo si lo comparamos con sus dos álbumes predecesores: probablemente no haya superado las 300.000 copias mundiales.

Es el trabajo que más influencias de Electrónica tiene en la carrera de Lewis. Específicamente, cuenta con estilos entre los que se encuentran el Pop, la Balada, la Electrónica y el SynthPop. La artista lo definió como la representación de proteger a tu corazón, a ti y a proteger tus sentimientos, indicando que es muy emotivo.

“Glassheart” se compone de 13 temas en la Edición Estándar más 6 añadidos en la Deluxe de los cuales solamente dos son inéditos: en este caso, hablaré de la primera mencionada.



Nos adentramos en este trabajo con el segundo single “Trouble”.

Se trata de una Balada-Pop a la que, bajo mi punto de vista, le sienta mucho mejor la versión sin el colaborador (incluida como bonus en esta Edición): me gusta más como la artista logra desenvolverse ella sola en el tema. Es una canción con una historia de lo más desgarrador, algo que tristemente a muchos les ha tocado vivir.

Los tambores adornan con elegancia a esta Balada, la cual me fascina pero no consigue llegarme en toda su extensión. Leona nos cuenta que forma parte de una relación que nunca tuvo que haber existido, ella lo advirtió y a pesar de eso su chico fue con ella, y se encuentra cargada de problemas, lamentándolo desde lo más profundo de su corazón.

Su vídeo musical nos recrea esta historia visualmente hablando, y se puede ver lo maravillosa que era la relación que Lewis mantenía con un hombre, pero que él ha cambiado y esto a ella no le ha sentado para nada bien; las cosas se han torcido y tras una discusión de lo más desgarradora, él se va, sucumbiendo a sus deseos de finalizar la pareja. De lo más desgarrador, no cabe duda.

“Te dije que nunca debiste de haberme seguido, pero aquí estamos y tú estás sumergido muy profundamente, soy un conjunto de muchos problemas: estaba en un conjunto de muchos problemas”.



8/10




“Unlove Me” es la segunda pista, una Balada que detona ciertos toques Electrónicos y que algunos ansiaban que fuese lanzada como single.

Y la verdad es que con su promoción hubiese tenido el poder necesario para ejercer como tal, porque el tema no tiene desperdicio. Leona sorprende con varias de sus mejores notas en este tema, en el que la artista le dice a su chico que a pesar de que ella lo ama y cree en él, la relación no va a llegar a buen puerto y le pide que deje de amarla.

“Deseo que pudiese decir adiós, porque cada vez que lo intento, te ruego que dejes de amarme, dejes de amarme, dejes de amarme, porque tú ya sabes que es seguro, quiero ser libre. Pero no lo hago, porque sigo queriendo creer que tú eres el único.

Te ruego que me dejes de amar, que me dejes de amar, que me dejes de amar, porque yo no puedo desenamorarme de ti”.

9/10




El tercer y muy tristemente último corte promocional no es otro que el gran tema “Lovebird”: uno de los platos fuertes y con más consistencia del álbum que, lamentablemente, no gozó del éxito merecido. Aquí en España, sí que tuvo cierto desempeño en radios, afortunadamente contando con una actuación en “La Voz”, algo que sentó muy bien para mejorar su rendimiento por estas tierras.

Se trata de una Balada-Pop puramente fantástica, es indescriptible, los sentimientos corren por todos y cada uno de los decibelios que son emitidos con “Lovebird”. Los tambores le dan un aire mucho más poderoso, que le otorga fuerza y una perfecta habilidad para comerse el mundo.

Nos muestra de forma muy pura el control que ejerce sobre su preciosa voz, especialmente cuando va llegando a su fin. De verdad, si no habéis escuchado esta Balada, hacedlo, no os arrepentiréis: Leona encarna el cuerpo del pájaro del amor, y le dice a su amado que a pesar de que lo ama, necesita libertad ya que siente que su corazón ha estado preso mucho tiempo, pero que nunca le olvidará.

Su vídeo musical representa este sentido metafórico de forma literal, ya que podemos ver a la artista (bellísima como acostumbra, por suerte) en dos caras: una, luciendo un traje de muchos tonos que con un poco de efecto de viento se mueve con gracia y distinción, prácticamente libre feliz, y otra que logra escapar de la jaula que la mantiene presa, luciendo un traje menos colorido.

La verdad es que en su conjunto es simple, pero dice todo lo que tiene que decir y a mí me parece precioso. Denota elegancia se le mire por donde se le mire, al menos para mí.

“Y siempre serás parte de mí, tú has hecho de mí quien yo soy. Pero tengo que decir que no estoy triste de probar mi envergadura, porque ellos dicen que si tú amas algo, déjalo ir, déjalo ir, déjalo ir.

Abre la puerta porque tu pájaro del amor está volando lejos…Tu pájaro del amor está volando lejos, porque mi corazón ha estado atrapado en una jaula. Tengo que cantar mi canción tan bonita. Y te echo de menos todos los días, pero no hay nada más que decir. Tengo que cantar mi canción tan bonita”.


10/10


Imagen de Leona Lewis — And I'll love you with all my glassheart

El primer coqueteo con el Dubstep del disco y a su vez la primera pista bailable que encontramos en este no es otra que la magnífica “Come Alive”.

Juega de manera eficaz con la Electrónica y no deja de lado la poderosa voz de Lewis, que de nuevo podemos noticiarla, pero esta vez con un tema que hubiese encajado a la perfección siendo lanzado como sencillo. Ideal para las radios y para los clubs, no tengo ninguna duda.

Es de lo más pegadiza y rompedora, a la vista está: y nos trae un significado que es el opuesto a los tres anteriores temas, ya que le pide a su chico que se acerque a ella, porque quiere su amor. Todo ello de una forma bastante romántica, y con una letra de lo más cuidada.

“El fuego corre por mis venas a la velocidad de la luz, fuego a través de mis venas. Quiero tu amor, quiero tu amor, miles de soles conducen a una eterna noche. No puedo aliviar el dolor, quiero tu amor, quiero tu amor, ven a la vida, míralo cuando venga a la vida.

Revivo, míralo cuando venga a la vida”.

9,5/10




Tengo el honor de presentaros a una de las canciones más bonitas que he podido escuchar, que cuando le prestas atención te das cuenta de que Leona no está para nada reconocida acorde con la calidad y la brillantez de su música, que merecía ser single y gozar de todo el éxito del mundo: “Fireflies”.

Y es que su principal característica es que conforme avanza va transformándose en un tema aún mejor. Comienza siendo una Balada pura y mágica, con un exquisito piano y un tono espiritual en la voz de Leona cargado de emociones; pero en el primer minuto y medio evoluciona, el tempo sube y también el poder musical, tornando a “Fireflies” en un Up-Tempo con toques Dance preciosos. Finalmente, desemboca en una canción Góspel en la que Leona se desenvuelve al 100% vocalmente y un coro la acompaña, y es puramente maravilloso.

Como mezcla final, podemos denominarlo un tema Pop-Góspel, y que todo apunta a que nos habla del suicidio. El triste suicidio de una persona a la que Leona estimaba, y metafóricamente se encontraba atrapado entre luciérnagas pero que, solo son eso, luciérnagas. Nos lo cuenta como mensaje para aquellas personas que se sienten débiles.

Pues ya habéis leído lo que has dicho Leona, y yo os lo corroboro: solo son luciérnagas. La vida es muy bella. ¿Con tragos amargos? ¡Pues claro! En eso consiste, pero hay que superarlos, cada día merece ser vivido felizmente. ¡No lo desperdicies!

Cuenta con un Lyric Vídeo porque estaba programada para ser single, y la verdad es que es de los más bellos que he visto nunca, colocando las letras (que por cierto, juegan acertadamente con un efecto 3D) sobre el cielo, sobre una especie de bosque con un lago y la luna de fondo, repletos en algunos momentos de luciérnagas. Al final parte de esta especie de prado arde, y el Lyric finaliza.

“Tomé un paseo fuera de la puerta,  el día que tú moriste, miré arriba al Sol y vi luciérnagas.

Ahora no puedo ver la frontera entre el día y la noche, estuviste desgarrado toda tu vida, entre esas luciérnagas. Fuego, fuego, solo es fuego, solo es fuego, solo son luciérnagas”.


10/10




Llegamos a la mitad del álbum con un tema oscuro y ciertamente experimental, “I To You”.

Está acompañada de ciertos tambores y elementos que le dan un toque ciertamente tribal y de lo más atractivo: el Dubstep y la Electrónica que componen parte del instrumental son algo siniestros y hacen del tema algo interesante de escuchar.

Lewis nos cuenta mediante esta curiosa Balada que ella ama a su chico y lo considera lo más importante de su vida pero la parte importante viene cuando dices…¿Qué soy yo para ti? Un momento asfixiante en el que cualquier respuesta puede ser barajada.

“Eres genial, eres grande, y no me importa ceder, ceder para la libertad, para la libertad. Eres amor, eres pecado, siempre serás todo, todo, para mí, para mí.

¿Qué soy yo para ti? ¿Qué soy yo para ti?”.

8,5/10



Continuamos con “Shake You Up”, una Balada-Pop en la que se llega a saborear (aunque con cierta dificultad) algún que otro toque Retro.

Sin embargo, no acaba de cuajar perfectamente dentro del álbum, sobre todo si tenemos en cuenta las altas expectativas que maquinan los anteriores temas, y es por ello porque es la canción del disco con menos gracia (al menos, para mí) resulta ciertamente insípida.

A fin de cuentas resulta ser un buen corte pero no a la altura de otros, para mi gusto: nos habla de una relación en la que ella es la víctima y quiere literalmente sacudirse de su pareja.

“Pero ahora permaneces a solamente una pulgada de mi cara, y tu toque de locura es lo único que puedo saborear. Pero lo único que no sabes es que he salido de la oscuridad, sé cómo batirte, batirte”.

7/10



“Stop The Clocks” es la octava pista del álbum y nos trae algo con un perfil diferente a lo que es el resto del disco: un tono más orquestal.

Se trata de una Balada que está acompañada de ciertos instrumentos musicales que la hacen una delicia, aunque no sea de mis preferidas del disco. ¡Y por fin! Damos con un tema romántico, adorable, y que habla del amor de manera positiva. ¡Ya hacía falta!

Como habréis deducido por el título, hay un chico que Leona adora y ama con todo su alma y ser, y una noche quiere parar todo, con el fin de que el maravilloso momento dure más y más. ¡Una letra de lo más preciosa y bella!

“Quedarme aquí para bien, quiero parar los relojes esta noche, quiero rasgar las manos ahora mismo, quiero que el mundo pare de girar…Y quedarme aquí para bien, espero que el Sol se olvide de ascender, nunca abandonaré tu lado, quiero parar los relojes esta noche, y quedarme aquí para bien”.

8,5/10




Proseguimos con los temas que persiguen una rítmica Pop pero que no se desarrollan dentro del campo de las Baladas, y esta vez es el turno de “Favourite Scar”.

Se trata de una canción (como ya he mencionado, Pop) de lo más pegadiza aunque no por ello bailable, que posee una de las letras que más se han hecho con mi curiosidad del disco.

Y es que es la resignación puramente personificada, pero que está también relacionada con el enamoramiento: hay un chico del que Lewis se ha enamorado, pero él no siente lo mismo, y ella le dice que nunca se sintió así, y que su disparo al corazón es su cicatriz preferida.

“Nunca me he sentido así, me has disparado a través del corazón, el daño nunca se sintió tan bien, chico eres mi cicatriz favorita. Nunca me he sentido así, me has disparado a través del corazón. Todos los ojos en mí, en medio de las calles gritando tu nombre y suena como:

La, la, la, la, la, la, me has disparado a través del corazón.

La, la, la, la, la, la, chico, eres mi cicatriz preferida”.

8,5/10




A poco de finalizar el álbum, regresamos a las Baladas con cierto perfil experimental, específicamente con “When It Hurts”.

La voz de Leona adopta un color que la hace ciertamente desgarradora, porque eso es lo que busca, emocionar. Aunque no logra destacar entre otros temas del álbum (concretamente con las mejores Baladas), pone su granito de arena para que todo el disco tenga un buen resultado final a nivel de conjunto, y lo consigue.

Nos habla de un hombre con el que la artista mantiene una relación que le encanta cuando se sufre y se padece un dolor sentimental, y ella está cansada. Por lo que se entiende que, sabiamente, abandonará la pareja.

“Porque te encanta cuando duele, te encanta cuando duele, finalmente viniste a verlo. No necesito esto todos los días, oh, tú, te encanta cuando duele”.

8/10


loading

Llegamos a la penúltima pista inédita del disco, a la más representativa de este a nivel de letras, a la que lleva su nombre homónimo, a la que chillaba forzosamente por ser escogida como single: la espléndida “Glassheart”.

Leona adapta el House, el Dubstep y el Dance-Pop a su voz y los lleva a su terreno con una maestría digna de admirar, sobre todo si tenemos en cuenta que su estilo es básicamente, la Balada. Es puramente Electrónica sin ser saturadora, juega con los Breaks y con los momentos de calma sin problema.

Esto demuestra que es tanto capaz de emocionar como de hacer que todo el mundo se levante de la silla y comienza a bailar como si no hubiese una mañana: aunque una lástima que esto no pueda ser comprobado debido a que nunca fue single y aunque hubiera sido escogido como tal, no hubiese tenido éxito a juzgar por la pobre promoción.

Esto lo convierte, no solamente en uno de los platos fuertes de “Glassheart”, sino en uno de los mejores temas para ser single de la carrera de Leona. ¡No tiene desperdicio! La historia tras este tema (y básicamente, en el disco) es que si el hombre al que Leona quiere le promete no fallarle, ella le amará completamente.

“Así que cariño, si me amas, déjame saber, porque todo lo que duele, lo has dañado antes. Estás a punto de desmoronar este amor y romper otro corazón de cristal.

Así que cariño, si me amas, déjame saber, porque todo lo que tocamos, lo tocamos convirtiéndose en frío. Prométeme que nunca nos desmoronaremos, y te amaré con mi corazón de cristal”.

10/10


First Listen: Leona Lewis – Glassheart

Finalizamos la Edición Estándar del disco con una Balada, con el tema más oscuro del álbum y con diferencia: “Fingerprint”.

Consta de una producción acompañada por un frágil piano que le suma un sentimiento desgarrador junto a un siniestro instrumental y al poderoso y apagado color que adquiere la increíble voz de Lewis.

Hacía falta un tema así en un disco del que se indicaba que tendría su toque oscuro, la verdad. Leona nos cuenta que hay un chico (que parece ser que tristemente ha muerto) para ella que nunca podrá ser reemplazado en su corazón, debido a la gran huella que dejó en ella: triste pero de lo más emocional y emotivo, la verdad sea dicha.

“Estallando por un pecado, de la inocencia que entonces tenía, sombras del pasado y los tatuajes, mentiras de tus besos.

No hay resultado, no hay resultado, no hay resultado, para tu huella dactilar. No hay sustituto, no hay otro tú. Porque solo puede haber uno, solo puede haber uno.

Círculos sin fin, la tinta que mancha mi piel, no hay resultado, no hay resultado, no hay resultado, para tu huella dactilar. No hay sustituto, no hay otro tú. Porque solo puede haber uno, solo puede haber hay uno”.

9/10




Voy a hacer un añadido a esta entrada. Una canción que se ha incluido en el CD Deluxe del álbum y en versión Remix, y me parece una completa injusticia. Como supondréis, os hablo de “Collide”, el primer single de este trabajo discográfico.

Tuvo varias interferencias en el camino al éxito, entre ellas su promoción que no fue lo suficiente efectiva, y también los problemas legales que hubo, ya que se uso un instrumental del DJ Avicii, que puso una demanda pero que fue retirada cuando se llegó al acuerdo de que el sería nombrado como colaborador.

El tema más bailable del álbum, aún por encima de “Glassheart”, que contiene entre sus elementos el Dance-Pop, House y Pop. Resulta de todo esto una mezcla muy bailable, pegadiza, y que permite a Leona mostrar su voz. Ojalá hubiese tenido el éxito merecido, porque es un temazo en toda regla y un crimen no incluirla en original en el disco.

Nos cuenta que hay un chico con el que Leona compagina, choca, sabe que es el adecuado para su vida (incluimos otro significado beneficialmente romántico). Su vídeo musical tiene un aire de lo más veraniego, fresco y muy entretenido: el mejor vídeo de la era sin lugar a duda.

“Eres todo lo que quiero, sí, sé que eres el único, sí. Estréllate en mí, a toda velocidad, estréllate en mí, podemos chocar, podemos chocar.
Estréllate en mí, a toda velocidad, podemos chocar, podemos chocar, podemos chocar, podemos chocar”.


10/10



Con el paso de los años, Leona Lewis ha ido convirtiéndose (probablemente por falta de ambición/problemas con la discográfica) de manera de lo más inmerecida en un grupo de esas artistas que “fueron grandes” comercialmente hablando y a día de hoy siguen sacando discos de calidad pero no gozan del reconocimiento que merecen, y esto es algo que podemos asegurar definitivamente con este álbum.

“Glassheart” es un corazón de cristal que emana belleza, distinción, clase y, sobre todo, un conjunto de sentimientos que ha sido adornado con buen gusto. Que late con fuerza, con mucho poder, el suficiente para conseguir emocionarnos y atravesar nuestras emociones sin problema, y también para hacernos mover al ritmo de sus pulsaciones con una libertad y una energía dignas de admirar.


¡Pero ojo! Es tal su fragilidad que en algunos casos puede ser necesario someterle a un roce y a una atención que requiere mucho mimo y mucho tacto, y será en ese momento cuando nuestro corazón pueda conectar a la perfección con dicho cúmulo de sentimientos y emociones cristalizados.


Leona experimenta con términos más comerciales a los que acostumbra, pero también con temas que siguen la clásica estructura a la que acostumbra en sus temas más primerizos, dejando a la visión del espectador que es capaz de manipular temas bailables. Dentro de “Glassheart” tengo que destacar, por encima de todo, los grandes “Lovebird”, “Come Alive”, “Fireflies”, “Glassheart”, “Fingerprint” y “Collide”.

Es una lástima que todo esto no eleve de nuevo a la artista a la máxima cumbre en cuanto a ventas mundiales a la artista. Mientras, yo solo puedo darle las gracias a Leona Lewis por dejarnos disfrutar de su voz con un álbum disfrutable y de calidad como lo es “Glassheart”.

90/100
Mostrar comentarios
Ocultar comentarios

4 comentarios:

  1. Hola Sergio pues no había escuchado el disco entero, ahora lo estoy escuchando...
    Yo escuché "Collide" en su momento que me parece un temazo, me he quedado sorprendida que en la versión estándar no aparezca ninguna versión del tema este, ni el original ni el remix, es algo que no entiendo, la mejor canción del disco y aparece en el deluxe. Creo que lo de la demanda, supuso un revés en la promoción de "Collide" pero teniendo en cuenta que después quedó como una colaboración, no sé cómo pudo tener tan poco éxito...
    Bueno genial tu opinión. Te recomiendo que escuches "Echo" de Leona Lewis a mí me gusta algo más que "Glassheart". Te dejo una mini-opi que hice del mismo:
    http://migrancapricho.blogspot.com.es/2010/01/opinion-personal-del-disco-de-leona.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cristina, :P. Pues qué bien que hayas hecho una review de "Echo", juraría que en todas las veces que he visitado tu Blog no me he dado cuenta o.O

      A Leona la conozco desde hace muchos años con "Bleeding Love" pero no ha sido hasta este verano que me he hecho fan escuchando sus disco, "Spirit" y "Glassheart", eso sí, me falta por escuchar "Echo".

      De lo poco que he oído, tengo que decir que "Outta My Head" es un temazo, y "Happy" es muy bonita aunque no he acabado de escucharla: tengo que ponerme a ello en los próximos días.

      Acabo de leer tu Review y me ha parecido de lo más interesante pero me ha extrañado no ver "Outta My Head" en esa compilación jajaja :P.

      Bueno, como siempre muchas gracias por comentar. A mí las que más me gustan son "Collide", "Fireflies", "Lovebird" y "Glassheart", como habrás leído xDDDDDD. Y es una pena que esta chica no tenga el éxito que se merece.

      ¡Un beso! Ya nos leeremos :)

      Eliminar
    2. jajaja pues ahora me he puesto a escuchar "Outta my head" y de admitir que ni la recordaba, es movida pero en su momento me supo a poco, no sé pero es cierto no está nada mal. En la selección me quedé solo con las que más me llamaron la atención.
      "Bleeding love" fue la primera canción que escuché de ella y me encanta, la llevó al éxito...
      Está genial esto de poder compartir opiniones de discos, se aprende un montón, si pudieras hacer alguna más de Leona en plan "Spirit" o "Echo" estaría bien, me parece que Leona tiene canciones (aunque la mayoría sean de amor, desamor y tal) bastante buenas.
      Nos seguimos leyenfo :P, bsos!

      Eliminar
    3. Ay pues a mí "Outta My Head" me encanta jajajaja, ese comienzo tan místico que desemboca en la producción tan pegadiza de Max Martin no tiene desperdicio, en serio xDDDDDDDDDDDD.

      A mí "Bleeding Love" me gustó mucho (y me sigue encantando a día de hoy) en su momento, y es la responsable de que yo (al igual que muchos) sepamos quién es Leona Lewis jeje.

      A mí me fascina hacer reviews de discos y también leerlas, estás en lo cierto en eso de que se aprende, adquieres conocimientos así como distintos puntos de vista...Me encanta :P.

      Posiblemente antes de que acabe el verano dedique otra entrada a Leona aunque no estoy muy seguro. Pero ya tenía yo pendiente desde hace varias semanas la crítica a "Glassheart" y por fin ayer me puse a ello y aquí está jeje.

      ¡Un saludo! =D Y sí, nos seguimos de cerca jeje :P.

      Eliminar