jueves, 3 de octubre de 2013

¡Vídeo de "Work Bitch"! Señores, ¡la Britney Spears más desafiante ha regresado!



¡Ya podemos disfrutar del nuevo y maravilloso vídeo musical de Britney Spears, perteneciente al primer corte promocional de su octavo álbum de estudio (que, como ya sabéis, será comercializado a partir del 3 de diciembre), "Work Bitch"!

Un dato descomunal que nos indica qué es lo que tenemos en frente es su presupuesto. Dirigido por Ben Mor y la propia artista, su presupuesto asciende nada más y nada menos que a la friolera de $6.500.000 de dólares, convirtiéndose así en el segundo vídeo musical de mayor coste de la historia.

En general, el resultado es puramente espectacular. Asciende y con mucha elegancia se corona como uno de los más grandes de la carrera de la Princesa del Pop y uno de los más bravos de este año. Espero que disfrutéis tanto de este como de esta entrada. 


Comenzamos este tema de un hipnotizante Pop Electrónico con una escena que ya se nos había adelantado en el tráiler, donde podemos ver a la artista con algunas bailarinas situadas sobre una especie de plataforma rodeada de agua.



Las escenas iniciales nos recrean, de una manera muy rápida y dejándonos con unas excelentes expectativas, lo que será el vídeo. De momento, podemos ver a la artista situada en un tocador, junto al sitio ya mencionado y luego, aparte ,uno de los momentos más originales del vídeo es cuando se halla en medio del desierto sobre una plataforma blanca ejecutando complejas coreografías. 



E inmediatamente comenzamos con el momento más concreto en el que se desarrolla el adelanto mostrado en Instagram hace unos días por It´s Britney Bitch. En todo momento, la artista luce de lo más sexy y prácticamente sin tener nada que envidiar a su mejor época hace unos diez años. 





Con esta siguiente captura nos damos cuenta de una cosa: la actitud y el poderío que Spears derrocha en este nuevo vídeo musical. Sus miradas, el fulgor de sus ojos, brillan como hacía mucho tiempo que no lo hacían.  


Y aquí tenemos a su primera víctima. You better work bitch!



Al igual que en otras escenas, se dan en el vídeo de "Work Bitch" continuas referencias al sadomasoquismo planteadas de una manera de lo más divertida a la par que cargada de dominación: la artista golpea a una chica que de rodillas se desliza por la plataforma con un feroz latigazo. 




A la par que la canción comienza a explotar podemos disfrutar del que es, quizás, el más emocionante para sus fans. La primera vez que vi el vídeo me puso los pelos de punto. Señores, es la Britney de sus mejores años. ¡ES ELLA!



Ejecuta complicadas geografías y quizás no como lo hacía con "I´m A Slave 4 U" o "Toxic", pero lo hace con ganas, se mueve con facilidad, con elegancia y con poder en el suelo: algo que en la última era "Femme Fatale" no era precisamente común en ella. 



Y damos también con una de las partes del vídeo adelantadas en fotos, esta vez una pequeña habitación repleta de espejos con luces de neón en las que la artista practica el masoquismo junto a otra mujer. 


Es muy común encontrarnos con coches de alta gama, como lo son un Masceratti o un Bugatti, tal y como es mencionado en la letra "you want a Bugatti, you want a Masceratti?".


Y comenzamos en otra estancia, en otro tipo de lugar. Concretamente parece ser que en Las Vegas, donde podemos ver a Britney en su faceta más sexy de un salón que por momentos recuerda a un "If U Seek Amy" en la alta sociedad.




Volvemos a ver momentáneamente a la cantante junto a una mujer en la pequeña sala de cristal para, inmediatamente, tener frente a nosotros una escena que es puro fuego.

Con una mirada de lo más desafiante, atractiva, provocativa e insinuante golpea con un látigo (y cómo golpea, ¡cuánta gracia solamente moviendo un látigo!) a una mujer que inmediatamente se ve envuelta en una nube de polvo a la par que sus ojos se iluminan tomando un brillante tono azulado.







Encontramos también señas de publicidad: véase su espectáculo de Las Vegas de nuevo en un ambiente nocturno moderno y con látigos de por medio o un altavoz de la prestigiosa marca Beats. 



Llegamos, si no al más, a uno de los momentos más espectaculares de todo este enorme vídeo musical. Britney Spears se sitúa en una plataforma en medio del agua con tiburones, a la par que podemos verla en su look inicial. Su seguridad y la incredibilidad de este momento hace del vídeo una completa delicia.








Posteriormente tiene lugar (al igual que en muchos momentos) una escena suya con más bailarinas en una especie de club nocturno donde lo dan todo y más con unas coreografías cargadas de poder y de energía dignas de admirar, teniendo en cuenta los años que han pasado por Britney y sus dificultades a lo largo de ellos. 





Avanzamos hasta dar con el puente, momento que musicalmente podría ser descrito como "la calma antes que la tempestad".  Coreografías, posiciones, muecas, sexys demostraciones de baile...





Esta nueva era puede ser maravillosa si Britney se lo propone. Ha recuperado su seguridad y su entusiasmo. ¡A ver qué tal en general todo! 




Y el hecho de que el vídeo sea tan espectacular y tenga tanto presupuesto detrás es una pista más de que la artista tiene ansias por permanecer en la cima, algo que es de lo más positivo. 



Anteriormente mencionado, el club nocturno consta de una iluminación espectacular y las aguas con tiburones cambian de tono de una manera mágica, añadiéndole más epicidad si cabe. 







El tema crece y crece y los "Work, work, work" tan pegadizos comienzan a hacerse eco. Una lenta pero segura coreografía es ejecutada y podemos deleitarnos con una nueva aparición y, de aquí al final del vídeo, destacable por su novedad.


Van amontonándose de forma curiosa a la par que con incertidumbre distintos maniquíes a lo largo del sofocante desierto. 




Hold your hands high, fingers to the sky...! Según nos vamos acercando al desenlace del vídeo mayor emoción van cobrando poco a poco las tomas que podemos ver. 







La artista sube y baja sus brazos al ritmo del pegadizo "work, work, work, work". Dicho así, nos sirve de "anestesia" para el frenético final. 





Y nos topamos con el último look nuevo. La artista se sumerge en el papel de dominadora y lo cumple satisfactoriamente situada sobre una base triangular blanca desde donde controla mediante hilos a sus chicas que irradian sensualidad se les vea por donde se les vea. 








Se da una explosión, y nunca mejor dicho. Un grupo de maniquíes explotan provocando llamas y estruendos a la par que la artista continúa bailando en el corazón del desierto y en la inmensidad de la noche en un pub que no tiene ningún desperdicio.







Un poco más de sexualidad y sadomasoquismo y nos transportamos al momento algo común de sala de espejos con logo de neón. La chica que se encuentra dentro de ella coquetea con Britney mediante el uso de una fusta y no parece pasárselo mal. 




Una descarga de adrenalina, de poder, donde todas las emociones juntas de este nuevo vídeo se transmiten segundo por segundo. Unas espectaculares tomas de la plataforma de tiburones aparecen ante nuestros ojos por última vez, experimentando cambios de color con clase e impecabilidad. 






Decimos adiós al vídeo de "Work Bitch" con una hipnotizante mirada de la artista. En general, un resultado espectacular que merece una multitud de galardones y que a mí me fascina y me excita en demasía. 







¡Pinchad aquí para comprar "Work Bitch" en iTunes! ¡Espero que hayáis disfrutado de este análisis y que el vídeo sea de vuestro agrado!  


Mostrar comentarios
Ocultar comentarios

6 comentarios:

  1. Que grande!!!, me encanta el videoclip y tu entrada también!, bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cris, no sabes lo que me alegra que te haya gustado. ¡Un beso y un saludo muy afectivo! =D

      Eliminar
  2. La primera vez que lo vi quede en SHOCK me sorprendi al ver Britney de In The Zone segura de si misma y lo que mas me gusto fue su mirada (Imagen 50) de arriba hacia abajo. Un gran video

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también quedé impactadísimo. especialmente en el momento coreografía del primer estribillo y la escena del látigo. Es Britney en estado puro, sin más. ¡Ahora a esperar que dicha actitud se plasme en la actitud de la era!

      Muchas gracias por comentar y me alegro que te haya gustado jeje.

      Eliminar
  3. Una pregunta al blogero sin animos de ofender: eres gay?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, jeje.

      ¡Un saludo! =)

      Eliminar