miércoles, 26 de agosto de 2015

Crítica de "1989", Taylor Swift.


Esta nueva crítica de SergioOpina gira en torno al quinto álbum de estudio de la Princesa del Pop-Country, Taylor Swift, “1989”, lanzado el 27 de octubre a nivel internacional y llevándose a cabo su lanzamiento en España, con exactitud, un día después.

El título que recibe el disco es una fecha específica, 1989: año en el que nació Swift y, a su vez, un detalle representativo de lo que, musicalmente, podemos encontrar dentro del mismo. ¡Y es que su sonido está inspirado en la música Pop creada durante la etapa final de la década de los 80! Es por ello por lo que, entre otros aspectos, esta producción discográfica es un paso importante dentro de la carrera de la cantante, la cual se dirige al Country que la vio crecer con un “hasta luego” (no con un “hasta siempre”), para sumergirse por primera vez en el mundo del Pop en su totalidad.

“1989” incluye trece pistas, número que se amplía a un total de dieciséis temas si añadimos aquellos Bonus Tracks incluidos en su Edición Deluxe.

                      
El tercer corte extraído de este trabajo que pudimos escuchar de forma previa y oficial a su lanzamiento, "Welcome To New York", es el encargado de dar comienzo al más reciente proyecto de la estadounidense.

Lejos de tratarse del mejor momento que podemos disfrutar en el disco, es innegable que supone una más que acertada y sutil primera impresión del mismo. Adoptando a nivel de letras un modo de composición más cliché de lo que acostumbra la artista y, quizás por ello inferior a otros trabajos líricos del álbum, es básicamente una bienvenida a la majestuosa y espectacular ciudad neoyorquina y, como es de imaginar, también hace las veces de introducción de esta nueva colección de temas.

Nos adentramos en un Pop que transita, aunque sin excesos, en el terreno Urban. Taylor, la mar de coqueta y haciendo uso de fórmulas que nos recuerdan una y otra vez su transformación a nivel sonoro, se las ingenia para ofrecer un corte sorprendentemente adictivo y una nada desdeñable primera pista.

"Todo el mundo aquí era alguien antes y puedes desear lo que quieras, chicos y chicos y chicas y chicas.

Bienvenido a Nueva York: ha estado esperando por ti, bienvenido a Nueva York, bienvenido a Nueva York"

8,5/10



Quizás algo difícil de asimilar, tan hechizante como hipnótica, “Blank Space” es aquel tema que fue escogido (magnífica decisión, tanto por parte suya como de su equipo) como el segundo sencillo del álbum: ocupa, reiteradamente, el segundo lugar en el tracklist del mismo.

Una atrayente Electrónica hace acto de presencia, como ocurre con otras canciones del disco, en una exquisita producción que da lugar a uno de los mayores cortes Pop, como tal, que podemos disfrutar a lo largo de esta compilación. Su interpretación vocal, interesante a la par que acertada, compagina a la perfección con un instrumental que cobra fuerza, en especial, en el estribillo. La cantante da la bienvenida a su vida a una persona que, a primeras, ha conquistado su corazón, ofreciéndole (o, más bien, sin consultarle) rellenar su vacío emocional con la escritura de su nombre.

Consta de un videoclip que, sin inconveniente alguno, podría coronarse como el proyecto visual más ambicioso de la carrera de la Princesa del Pop-Country. Recrea a la perfección la misma historia que “Blank Space” busca narrar: la de un corazón en ruinas que busca a alguien que le acoja y se enamore perdidamente de él. La cantante interpreta a una mujer algo desequilibrada (o cabe la posibilidad de que puramente sea vengativa, causa del dolor que le provocan sus amantes) que, rodeada de lujos, recibe en su casa a un hombre que le destroza el corazón. Como consecuencia, busca hacer de su estancia algo insoportable hasta que, finalmente, huye de aquel lugar, que recibe la llegada de otro (¿desafortunado?) pretendiente. Por supuesto, no podemos olvidar la espectacular aplicación interactiva que era lanzada a la vez que dicho vídeo.

"¿Va a ser esto para siempre o se verá envuelto en llamas? Cuando esto acabe, podrás decirme si la altura mereció la pena. Tengo una larga lista de antiguos amantes, que te dirán que estoy loca, porque sabes que me encantan los jugadores y, a ti, te encanta el juego.

Porque somos jóvenes y temerarios vamos a llegar muy lejos en el camino, que te dejará sin aliento o con una horrible cicatriz. Tengo una larga lista de antiguos amantes, que te dirán que estoy loca, pero cariño, tengo un espacio en blanco y escribiré tu nombre"


10/10



Gracias a un anuncio de Target estrenado días atrás con respecto a la publicación de “1989”, pudimos disfrutar de un breve aunque intenso adelanto de “Style”, la magnífica tercera pista del disco en la que la cantante se alía con uno de los más icónicos productores de música Pop que existen: Max Martin.

Nos hallamos ante un Up-Tempo de Pop Electrónico, en el que Taylor se desenvuelve como pez en el agua, sin desperdicio alguno: su estribillo es uno de los momentos musicalmente hablando más atractivos que podemos encontrar en el álbum y la pista a niveles generales es, a su vez, una de las propuestas más bailables dentro del mismo y, sin duda, una grandiosa elección como tercer single: una pena que no gozase de un éxito y una recepción tan masiva como la de sus dos predecesores, a pesar de que constar de un romántico y sutil clip.

Al igual que su sucesora y, quizás de forma predecible (gracias a su título) hace referencia a Harry Styles, mencionándolos a ambos como una pareja que “nunca pasa de moda” y que permanecen en un constante cliché, recuperando y destrozando su relación amorosa de forma constante. Una de las más memorables apuestas del disco y, sin duda alguna, es para mí la joya del mismo. ¡Y qué decir de su puente, en el que, de forma desesperada, la cantante recita en varias ocasiones un precioso “take me home”! Simplemente magnífica.

"Tienes en tus ojos ese aire soñador a James Dean y yo tengo unos labios rojos, el rollo clásico que te gusta. Y, cada vez que nos destruimos, volvemos, porque nunca pasamos de moda, nunca pasamos de moda.

Tienes el pelo largo, estilado hacia atrás y una camiseta blanca y, yo, tengo ese aspecto de chica buena y una falda pequeña y apretada. Y, cada vez que nos destruimos, volvemos, porque nunca pasamos de moda, nunca pasamos de moda"




10/10



El primer sencillo promocional estrenado de forma previa a la publicación del LP es una de sus propuestas más solidas y encantadoras. Probablemente, tal y como indicó Taylor, sea el corte que mejor represente el sonido del mismo. ¡Os hablo, como imaginaréis, de “Out Of The Woods”!

Es una auténtica pena que, de forma oficial, haya sido confirmado que no será lanzado de ningún modo como single porque, al menos para mí, se trata de una de las mayores sorpresas que podemos descubrir en “1989”. Desató cierta polémica cuando fue estrenada días atrás, y es que nos cuenta la historia de una relación tormentosa, confusa, que no lleva a buen puerto y que nos hace preguntarnos siempre si el camino a recorrer es merecedor de tantas lágrimas como vayan a ser derramadas, o si finalmente estamos pisando sobre un terreno sólido: aplicable a toda aquella persona que haya experimentado dichas sensaciones con su pareja, y todo un reflejo de lo que, al parecer, supuso para ella su noviazgo con Styles, miembro de One Direction.

Se trata de una de las pistas que más nos convencen en la idea de que la cantante no ha errado para nada adentrándose en el corazón del mundo del Pop. Su producción, caótica, oscura, y tan apoteósica como misteriosa, armoniza a la perfección con la interpretación que Swift realiza y el amplio abanico de sentimientos que adivinamos simplemente en la forma de cantar de la misma, dando como resultado un tema de considerable calidad, magnífico y de lo más atrayente.

"Recuerdo que estábamos tumbados en tu sofá, tú nos hiciste una Polaroid y luego descubriste que el resto del mundo estaba en blanco y negro, mientras que nosotros estábamos de color chillón. 

Y recuerdo pensar: ¿estamos fuera del bosque ya? ¿Estamos fuera del bosque ya? ¿Estamos fuera del bosque ya? ¿Estamos fuera del bosque? ¿Estamos ya en la claridad?"

10/10



Inevitablemente, “All You Had To Do Was Stay” trae a mi mente algunas de las más melancólicas composiciones que podemos encontrar en “Red”, cuarto disco de estudio de la cantante.

Se encuentra a medio camino entre el rencor (a juzgar por la insatisfacción amorosa que la intérprete padece) y la melancolía (puesto que el amor que, con tanta ilusión entregaría, se escaparía de entre sus manos), conjuntándose ambas sensaciones y dejando a Swift con un desazón interior considerable.

Es evidente que no nos encontramos ante un tema que merezca ser rechazado o excluido del conjunto general del disco. Pero, lo que es innegable, es que para nada se hace de notar con respecto a otras pistas que podemos encontrar dentro del mismo.

"Me tuviste en la palma de tu mano. Entonces, ¿por qué tenías que llegar y encerrarme cuando te dejé entrar? Ahora dices que quieres de nuevo, pero es muy tarde.

Bien, podría haber sido fácil: todo lo que tenías que hacer era quedarte"

7/10



La carta de presentación de “1989”, lanzada hace ya más de un año, afortunadamente ha conseguido convertirse en todo un éxito. ¡Y es que “Shake It Off” ha dado bastante de qué hablar!

Nos hallamos ante un elegante y divertido tema Pop Retro que coquetea muy abiertamente con el Funk y con el R&B, cargado de sutileza, y que supone un mensaje para todos aquellos haters de la cantante, perfectamente aplicable a nuestras vidas cotidianas, en las cuales simplemente es preferible apartarnos de lo que no nos aporte nada positivo.

Cuenta con su propio vídeo musical que, aunque no espectacular en excesivo, sí es todo un acierto a nivel visual. Swift se pone en la piel de otros artistas de forma paródica y ejecuta particulares coreografías o movimientos corporales, refiriéndose de un modo metafórico a que debemos ignorar o deshacernos de todo aquello que no merezca permanecer en nuestros recuerdos o en nuestro corazón. ¿Y a vosotros, qué os parece?

"Me levanto muy tarde, no tengo nada en mi cerebro. Es lo que la gente dice, es lo que la gente dice. Que salgo con muchas personas, que no puedo hacer que se queden conmigo. Al menos, eso es lo que la gente dice, eso es lo que la gente dice.

Pero sigo andando, no puedo parar, no dejaré de moverme. Es como que tengo esta música en el cuerpo y todo va a salir bien. 


Los jugadores jugarán y los odiosos odiarán. Cariño, yo solo voy a desprenderme, me lo quito de encima, me lo quito de encima. Los rompe-corazones romperán y los falsos falsearán. Cariño, yo solo voy a desprenderme, me lo quito de encima, me lo quito de encima"



10/10



Nos situamos en torno al ecuador de la Edición Estándar del más reciente proyecto de la cantante y nos encontramos con “I Wish You Would”: uno de los temas que, si bien gozan de una incuestionable calidad, es prácticamente un hecho que tienen algo que envidiar a otros que podemos escuchar en esta producción. Para mí, al menos, resulta ser el más prescindible de todos ellos.

Tratándose de una de las composiciones más clichés existentes en este álbum, consta de un fantástico instrumental que, muy probablemente, no haya sido exprimido del todo. Sus estrofas, así como el puente final que desemboca en el último estribillo son algunos de sus mejores momentos, sin duda alguna.

En ella, Swift manifiesta su dolor tras una relación que, tristemente ha acabado. Demuestra mucha fragilidad, entre otras cosas, porque parece que ella no luchó con uñas y dientes para que todo llegase a buen puerto en su momento…¿Estará su arrepentimiento bañado, además, por remordimientos? Parece que sí.

"Desearía que hubieras vuelto, ojalá nunca hubiera colgado el teléfono como lo hice. Desearía que supieras eso, nunca te olvidaría siempre que viviese.

Y desearía que estuvieses aquí, ahora, estaría todo bien...Ojalá hubieras..."


7/10



El rencor más absoluto y la desesperanza amorosa personificada en toda la extensión de su concepto se hace de notar en “Bad Blood”, sorprendentemente publicada como cuarto corte promocional de esta producción discográfica, más que en ningún otro corte del álbum.

En cierto modo repetitiva, aunque no por ello menos intensa o atrayente, aboga por una producción más simple y oscura, en la que Swift hace alusión a una relación (que no tiene porque tratarse de una pareja) que, si bien en un momento pudo brillar y resplandecer como ninguna otra, carece de existencia en el presente y ha quedado reducida a, como bien define la cantante, “mala sangre”. De forma previa a su edición y, tras la misma, fue objeto de críticas y carne de prensa rosa ya que no se descarta para nada la posibilidad de que esté dedicada a Katy Perry.


En la ceremonia de este 2015 de los Billboard Music Awards fue cuando, tras tantas expectativas, promoción en las redes sociales e imágenes provisionales publicadas, vio la luz su clip: un trabajo visual futurista con una considerable cantidad de cameos y apariciones varias, entre las que encontramos a Selena Gomez (encarnando a la principal antagonista), Cara Delevingne, Zendaya o Ellie Goulding, en el que la artista y su ejército de luchadoras se preparan y entrenan para, en medio de una Londres en llamas, combatir a sus enemigas. Cabe destacar que dicho vídeo musical consta de un Remix, en el que participa como artista invitado Kendrick Lamar, cuya inclusión es todo un acierto y otorga un acabado aún más interesante al corte en cuestión. En definitiva, se trata de un vídeo musical apocalíptico y la mar de espectacular que no os podéis perder.

“¿Tenías que hacer esto? Creía que eras alguien de confianza. ¿Tenías que arruinar todo lo que brillaba? Todo se ha estropeado ahora. ¿Tenías que golpearme en mi punto más débil, cariño? ¡No podía respirar! Me revolqué en lo más profundo, con sal en la herida, como si estuvieras riéndote en frente de mí. Oh, es muy triste pensar en nuestros buenos tiempos.

Porque, cariño, ahora nos odiamos, que sabes que antes era amor desenfrenado. Así que, observa los que has hecho porque, cariño, ahora nos odiamos. Ahora tenemos problemas y no creo que podamos resolverlos. Hiciste un corte muy profundo y, ahora, nos odiamos”


10/10



“Wildest Dreams” es una de las mayores sorpresas que encontramos en el álbum y, no solamente debido a su producción (cuya atmósfera, sombría a la par que atractiva, ofrece uno de los platos fuertes de “1989”): y es que es muy probable que nos hallemos ante la letra de mayor carga erótica de toda la carrera de Taylor.

Escogida afortunadamente como el quinto single del disco, supone el primer contacto de la compositora con una lírica más sensual y carnal, ámbito en el que se desenvuelve como pez en el agua, no solo gracias a su apasionante y dulce interpretación sino, también, debido a su mítico instrumental.

En su conjunto, como podéis comprobar, incluso con vuestra primera escucha, la atmósfera creada la convierte en una pista de gran calidad. Además, supone una nueva faceta en la artista que, desde mi punto de vista, debería de mostrar más a menudo, ¿no creéis?

“Él es muy alto y guapo como el demonio, es muy malo pero lo hace muy bien. Puedo ver el final con su comienzo, por lo que mi condición es…

Di que me recordarás, con un buen vestido, observando la puesta de sol, cariño, con rojos labios y sonrojadas mejillas. Di que me verás otra vez, aunque sea solamente en tus sueños más salvajes”

10/10



“How You Get The Girl”, aderezado con suculentos sonidos Electrónicos, arrastra un cierto deje (musicalmente hablando) con respecto a su anterior disco de estudio, “Red” (2012) motivo por el que resulta, cuanto menos, entrañable.

Se trata, además, de uno de los primeros cortes de los cuales pudimos disfrutar de un adelanto antes de que el álbum fuese lanzado. En concreto, podíamos escuchar un breve fragmento del mismo en un encantador anuncio para Diet Coke, gracias al cual intuíamos una pista que, quizás, no resultaría tan hechizante en su totalidad. Eso sí, no cabe duda que es una de las propuestas más instantáneas incorporadas aquí, ¿quizás gracias a su positiva letra?

La indiferencia con respecto a las relaciones, en especial cuando alguien se halla inmerso en una de ellas es, cuanto menos, molesta. Es por ello por lo que se trata de una especie de consejo que la artista pretende hacer oír a todas aquellas personas que no se decantan por si avanzar o retroceder con respecto al amor. ¡Escuchad, así se hace!

“Y luego dices: te quiero con lo peor y lo mejor, te esperaría por siempre jamás. Si tu corazón está roto, lo arreglaré, esperaría por siempre jamás.

Y así es como funciona, así es como consigues a la chica”

8,5/10



Semejante a “Wildest Dreams” en lo que a producción se refiere, en esta ocasión nos encontramos frente a una especie de Balada Electrónica, probablemente la pista más mística de todo “1989”.

Cadenciosa, pudiéndola considerar insípida por momentos, es uno de esos temas que, una vez que nos sumergimos en ellos, crean en torno a nosotros un ambiente muy, pero que muy memorable. Se convierte en una de las canciones que más destaca por la interpretación vocal de Swift, que dota a su voz de un tono más misterioso y sentimental aún de lo habitual en ella.

“Este amor es bueno…Este amor es malo…Este amor es una vida que regresa desde la muerte, estas manos tenían que liberarlo y, este amor, volvió de vuelta a mí.

Este amor es una marca permanente, este amor está brillando en la oscuridad. Estas manos tenían que liberarlo y, este amor, volvió de vuelta a mí”

8/10




“I Know Places” se caracteriza, no solo por desprenderse del espíritu de Pop grandilocuente que prevalece en el álbum sino, además, por ser llamativa, en especial, gracias a su preciosa letra.

Una proposición de huida basada en una situación en la que, por desgracia, hay obstáculos dispuestos a irrumpir en mitad del camino del amor: no obstante, la cantante no está dispuesta a dejarse vencer por todos aquellas circunstancias.

Presume de constar de uno de los más grandiosos estribillos que podemos disfrutar dentro de esta colección de pistas,  el cual es repetido en su final después de un más que emocionante puente. ¡Es imposible que no nos atrape! ¿No os parece?

“Cariño, conozco lugares en los que no seremos encontrados y en los que ellos se morderán sus rabos, intentando seguirnos la pista. Porque yo, yo, conozco lugares en los que nos podemos ocultar.

Ellos son los cazadores, nosotros somos los zorros, y corremos. Solamente sostén mi mano y nunca la sueltes, mi amor”.

9/10



Finalizamos la Edición Estándar con una oda al reponerse y superar nuestros problemas sentimentales, pero no a renegar de las heridas que los mismos puedan llegar a causar.

Y es que, incluso aunque dichos daños puedan llegar a desaparecer, es decir, por mucho que estemos “limpios”, esto no significará que, en algunos instantes de nuestra vida, no extrañemos a ese algo o alguien que, en un momento, tan felices nos hizo.

Acompañada de una producción muy pero que muy tierna a la par que sutil, “Clean” se convierte en un cierre más que digno, con un estribillo en el cual destaca la interpretación de Swift y la contundencia y sensibilidad con la que recita los versos.

“Diez meses sobria, tengo que reconocer…Solo porque estés limpia no significa que no lo eches de menos. Diez meses más tarde, no me rendiré…Ahora que estoy limpia, nunca volveré a arriesgarme…

Lo peor fue la sequía, cuando las flores que cultivamos juntos murieron de sed…

La lluvia remitió cuando me estaba ahogando: ahí fue cuando, al fin, pude respirar. Y, por la mañana, cualquier rastro de ti había desaparecido. Creo que, por fin, estoy limpia…”

9,5/10




La primera pista que nos encontramos en la Edición Deluxe es una de las más memorables de todo el conjunto del álbum y, sin lugar a duda, una de las más frenéticos.

¡Y es que, seguidores míos, “Wonderland” tiene la capacidad de no dejar indiferente a todo aquel oyente que se disponga a sumergirse en la misma! Dotada de unas más que notables influencias de Pop-Rock, es brillante conceptual y musicalmente y presume de tener uno de los más bravos estribillos de todo “1989”.

Calmante por instantes y explosiva a niveles generales, es probable que, al quedarse relegado a ser un mero Bonus Track, no tenga la oportunidad de desempeñar función promocional alguna. Porque, lo que no podemos negar es…¿Cuán espectacular podría llegar a ser un videoclip de este tema?

“Luces parpadeantes, cogimos el camino equivocado y caímos por la madriguera. Te sostuviste fuertemente a mí, porque nada es como parece ser. Descontrolados, ¿no nos dijeron que no perdiésemos la calma? ¿No iluminaste tus verdes ojos mirándome? ¿No has oído en lo que se convierten las mentes curiosas? ¿No parecía todo nuevo y emocionante? Sentí que tus brazos me encogían, debí haber dormido con un ojo abierto en la noche…

Encontramos el País de las Maravillas, tú y yo nos perdimos en él y pretendimos que durase para siempre”

10/10




El coqueteo con el R&B se convierte en realidad cuando irrumpe “You Are In Love”, una Balada que, por desgracia (desde mi punto de vista) no se encuentra a la altura de su predecesora y sucesora dentro de la lista de temas del disco.

En particular, no solamente resulta perjudicada frente a una comparación con su antecesora y su sucesora sino que, además, al menos para mí, se trata de uno de los cortes menos destacables de todo el conjunto de pistas. ¡Y, a pesar de ello, resulta, cuando menos, hechizante!

Su producción, quizás superior a algunos cortes incluidos es la Estándar, es una perfecta compañera para un trasfondo lírico que no busca más que concienciar a alguien que, aunque no es capaz de asumirlo, se ha rendido ante los efectos del amor; sentimiento que puede ser el causante de la más grandiosa felicidad, o de la más desoladora tristeza.

“Puedes escucharlo en el silencio, en el silencio, tú. Puedes sentirlo en el camino de vuelta a casa, de vuelta a casa, tú. Puedes verlo con las luces apagadas, con las luces apagadas. Estás enamorado, amor verdadero, estás enamorado”

7,5/10



Y finalizamos con un auténtico broche de oro. Una bomba de relojería influenciada por la Electrónica y el Dance aunque, eso sí, con un enfoque de Pop de esencia Retro, que se corona como la más apoteósica invitación a las pistas de baile de todo el álbum.

“New Romantics”, comercial, accesible, atractiva e indudablemente un magnífico corte, pide a gritos convertirse en single y es todo un himno con referencias a disfrutar de la vida, a pesar de las complicaciones o adversidades con las que nos podamos encontrar durante la misma.

Promulga, además, la aceptación y la tolerancia, algo con antecedentes en la carrera de la que cantante pero que, en esta ocasión, es sembrado con mucha más intensidad y el resultado florece de forma estrepitosa, apasionante y admirable. ¡Un tema muy, pero que muy destacable!

“Querido, la vida es simplemente una clase.

Porque, cariño, podría construir un castillo a partir de todos los ladrillos que me han tirado. Y cada día es como una batalla, pero cada noche, con nosotros, es como un sueño.

Cariño, somos los nuevos enamorados. Vamos, únete a mí. La ruptura amorosa es el himno nacional y lo cantamos con orgullo. Estamos muy ocupados bailando, así nos lo quitamos de encima. Cariño, somos los nuevos enamorados, las mejores personas en esta vida son libres”

10/10




Renunciar, aunque solo sea por un tiempo, a aquello que nos ha visto crecer, con lo que hemos madurado, crecido, disfrutado y sufrido de forma conjunta, con el fin de re-inventarnos y de descubrirnos a nosotros mismos más a fondo es una ardua tarea, que no quepa la menor duda. Dicha afirmación es aplicable a prácticamente todos los aspectos y parámetros de la vida: el amor, las relaciones, nuestra vida profesional, por qué no, el arte…El último mencionado, como podréis imaginar, también hace referencia a cualquier tipo o forma de expresión artística, dentro de las cuales no podemos obviar la música en todas sus variantes.

La edad de la cantante era de 15, casi 16 años, cuando fue publicado “Taylor Swift”, el nostálgico debut con el que saltaría por primera vez a la circense y descabellada industria fonográfica. Desde aquel entonces, obviando el tiempo de trabajo y producción previo a su lanzamiento, establecería un nexo con un género que al que abrazaría fiel y dulcemente: el Country. Después sería designada como la Princesa del Pop-Country, debido a que, a pesar de que dicha música impregnaría en la mayoría de ocasiones sus temas, sus coqueteos con el Pop eran más que evidentes (y, por momentos, predominantes). Y, habiéndose acomodado a dicho estilo durante la inmensa mayoría de su trayectoria, no ha sido hasta la llegada de su quinto álbum de estudio (ocho años después) cuando, finalmente, se despediría, al menos momentáneamente, de aquel registro que le había acompañado durante tanto tiempo. Es por ello por lo que esta producción es la primera de la discografía de la intérprete originaria de Pensilvania que podemos considerar como un álbum Pop en toda su extensión.

Como podemos comprobar, dicha pequeña (o grande, depende del punto desde el cual lo observemos) metamorfosis ha sido llevada a cabo por Swift de una manera admirable. Su impacto es también notorio en lo que no concierne a su música como tal, puesto que el hecho de retirar sus trabajos de la plataforma de Spotify y el haber renegado casi por completo de los servicios de Streaming son sorprendentes aderezos que han acompañado a una etapa discográfica cuyo principal protagonista es un álbum cargado de sutileza, repleto de emociones y de pistas magníficas.


A pesar de que podamos apreciar ciertos desequilibrios, como sucede con “I Wish You Would” o “All You Had To Do Was Stay”, lo cierto es que no hay ningún corte que merezca ser calificado como considerablemente mediocre. Los pequeños traspiés que podemos encontrar en el resultado final son maquillados y considerados insignificantes cuando nos adentramos en inmensas canciones como “Blank Space” o “Shake It Off”, que disipan cualquier duda con respecto a si la cantante ha llevado a cabo la decisión adecuada, volcándose de lleno en el mundo del Pop. La respuesta, seguidores míos es, rotundamente, “sí”.

De manera lógica, encontramos composiciones que pueden contener reminiscencias a trabajos previos de su carrera, como sucede con “Clean” o “I Know Places”, así como grandiosas propuestas en las que adopta sonidos que hacen más evidente su evolución, entre las que cabría destacar “Out Of The Woods” o “Wonderland”. No obstante, al menos en mi caso particular, además de las dos últimas mencionadas, los puntos álgidos del álbum son para mí tanto “Style” como “New Romantics”, sólidos temas que contienen influencias la mar de sutiles tanto de música Disco como de Dance.

Y, ¿sabéis qué es lo más sorprendente? No solo la delicadeza y el encanto tan puramente Pop del cual están impregnadas las pistas de “1989” sino, a su vez, la facilidad con la que la cantante ha llevado a cabo esta transición, sin perder ni un ápice de su esencia y, reafirmándose, una vez más, como una de las más destacables compositoras del panorama musical, con un más que envidiable y cuidado trabajo a nivel de letras. Y, si bien es cierto que, en cualquier momento podría retornar a sus raíces musicales, incito a Taylor Swift a que continúe adentrándose en el gigantesco y fabuloso universo del Pop, puesto que le sienta de maravilla.

85/100
Mostrar comentarios
Ocultar comentarios

12 comentarios:

  1. ¡Por fin ha llegado esta esperada crítica a "SergioOpina"! La verdad, supera las expectativas. Tu capacidad para describir las canciones es realmente sorprendente, cada adjetivo parece tremendamente bien escogido y te felicito por tal rigor, cuidado y mimo en tus críticas.

    Opino que estos tres adjetivos también son perfectamente aplicables a "1989", un álbum también muy esperado y que en mi caso, superó las expectativas que tenía en él. En tu texto ya has destacado el riesgo que suponía submergirse en el pop, y considero que tienes toda la razón al indicar que la jugada le ha ido de maravilla. "1989" es un álbum que, pese al regusto retro, sigue siendo ante todo muy actual y yo lo catalogaría como el disco del momento.

    Señalando las pistas más destacables, lo cierto es que hay muchas que podría elegir, pero yo me quedo con "Blank Space", "Style" y "New Romantics", y también coincidimos remarcando las pistas que de algún modo u otro no logran resaltar en un disco tan repleto de temas con papeletas de ser single en algún momento. Espero que el tiempo no olvide este magnífico disco, y que, como ya has indicado tú, Taylor no abandone todavía el terreno del Pop, que tan bien le ha sentado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que sí, he sido un poco lento a la hora de publicar esta crítica pero por fin ya está aquí y me alegra muchísimo que te haya gustado tanto.

      Nuestras preferidas son las mismas pero, como bien sabes, añadiría "Out Of The Woods" por ser, quizás, la más impactante para mí de todo el conjunto del álbum, además de "Wonderland". Yo coincido contigo con respecto a lo que piensas del disco, creo que envejecerá considerablemente bien y es un paso más que interesante en la carrera de Taylor.

      Muchas gracias por tu seguimiento y tu paciencia con esta entrada, Marc. ¡No merezco tanto halago, pero aún así te lo agradezco!

      ¡Un abrazo! =)

      Eliminar
  2. Hola.
    Mis canciones favoritas del álbum son para mi "Style", " Wildest dreams" y "wonderland".
    Sin duda es un gran álbum donde Taylor se lo ha currado tanto musicalmente como visualmente.
    Espero que ella siga haciendo musica pop y que experimente con otros géneros.

    Gran critica para un gran álbum.
    Adiós :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo con tus favoritas, Sergio, a las que añadiría las mencionadas a lo largo de la entrada como mis preferidas, jeje. Coincidimos en nuestra opinión en lo que respecta a "1989", ¡me alegra que así sea!

      Te recomiendo que leas otras entradas del Blog por si pudiesen ser de tu interés. ¡Un saludo! =)

      Eliminar
  3. Coincido 100% con tu crítica. Mi favorita es Clean. Esperó lanze dos singles más y más ahora con este éxito que esta teniendo. New Romantics debería ser single como dices. y All You Had Do To Was Stay que a pesar de su simpleza funcionaría como single. :D saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Clean" es preciosa, la verdad. Soy de los que no defienden del todo a "All You Had To Do Was Stay", pero sí, definitivamente "New Romantics" debe de lanzarse como single. Ojalá así sea. También tengo la sensación de que podría crear un gran vídeo sin necesidad de un enorme presupuesto, ¿no te parece, Jorge?

      Gracias por tu comentario, de veras. ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. Si, porsupueto sería un grandioso cierre del disco!! Me imaginó el vídeo en su Tour como Red :) aunque ojalá lo aproveche mejor.

      Tienes facebook? Además de tu página de facebook claro. Abrazos :)

      Eliminar
    3. Lo cierto es que sí, a lo mejor podría reservar un vídeo de la gira para un séptimo single (dado el caso).

      Con respecto a la pregunta de Facebook, ¿podrías contactar conmigo por mensaje privado a través de la página? Mediante dicho mensaje podré darte mayores detalles.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    4. Claro. Lo haré. Gracias por la información :D

      Eliminar
    5. Lo menos que puedo hacer, que no te quepa la menor duda ;)

      Eliminar
  4. Este album tiene todo para convertirse en clasico del Pop dentro de muchisimos años. Si a las futuras generaciones pensamos inculcarle musica que pupulaba en los 60s 70s y 80s ahora tenemoa que inculcarles artistas de esta epoca, ejemplos:
    Taylor Swift
    Adele
    Ed Sheeran
    St Vincent
    Cantantes de Rock y Metal actuales
    Todo eso quiero que se wscuche en el futuro. Taylor es una de mis grandea heroinas de la musica (aunque yo sea mas de escuchar rock clasico) este album junto con los otros cuatro anteriores son joyas e indispensables en la discoteca de algun fan de la buena musica. Todas las de ese 1989 son buenas, soli falta algo... violines mandolinas y solos de guitarra como sus anteriores discos. Taylor es de mente abierta y no la veremos estancada en el pop por mucho tiempo, la veremos en mas facetas musicales. Suerte y bendiciones a Taylor Alison Swift, para algunos cualquier cantante comercial, para los fans y los que aprecian la buena musica, una genio musical joven

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que "1989" es genial y tienes absolutamente toda la razón, Taylor Swift puede dar muchas sorpresas en el futuro, ¡solo falta tener paciencia, observar su evolución y disfrutar de todo cuanto nos ofrezca!

      Tengo que agradecerte enormemente tu comentario y que te hayas tomado la molestia de extenderte tanto, de veras. Confío en leerte más a menudo por aquí, Alfonso Rivera, es un placer.

      Un saludo.

      Eliminar