viernes, 2 de octubre de 2015

Crítica de "Unbreakable", Janet Jackson



Hoy, 2 de octubre, es puesto a la venta a nivel global el undécimo álbum de estudio de la celebérrima Janet Jackson, Unbreakable, marcado por siete años de ausencia tras el lanzamiento de Discipline y tratándose de la primera colección de pistas que la estadounidense edita tras el fallecimiento de su hermano, Michael Jackson.

Incorpora multitud de estilos, destacando principalmente varios como el R&B, la Balada, el Pop y coqueteando con distintos géneros como lo son la música Disco, el Hip-Hop, el Dance o el Funk.

El resultado de ello, contando con los habituales factores que caracterizan a los discos de la cantante, como lo son la inclusión de interludios o introducciones, son un total de diecisiete pistas a las que es necesario añadirle dos versiones más de un tema en cuestión y dos canciones extras pertenecientes a la edición de Target.
                                       
                            

Cabiendo señalar que, su entrañable contenido principal consta de ciertas dificultades para destacar en lo que respecta a la pista en general por motivos varios, nos hallamos con la homónima Unbreakable.

¿Cuáles son dichos obstáculos? Ni más ni menos que una intro clásica pero a su vez fresca y repleta de delicadeza, además de un outro sensual, consistente y sutil. A pesar de ello, es innegable que, como iniciación para adentrarnos en dicho proyecto, su colocación dentro del tracklist es más que un acierto.

La palabra “indestructible” está plagada de significados y matices, ¿cierto? Pero, pensándolo bien, ¿cómo definiríamos la gratitud expresada de un artista a sus seguidores, o la admiración que los fanáticos demuestran a su ídolo? A través de este Mid-Tempo que, vocalmente, no tiene desperdicio, pretende rendir homenaje a todas aquellas personas que, a través de su música, han conseguido crear con Jackson un vínculo inquebrantable y, por supuesto, agradece el haber aguardado tan pacientemente por su material inédito.

“Y lo que comparto con vosotros es siempre sagrado, eterno el más grande amor por mí. Os adoro: es puro y prevalecerá. El mundo no puede destruir la conexión, puesto que nuestro amor es divino e indestructible”

“Hola. Ha pasado mucho tiempo. Hay mucho de lo que hablar. Me alegra que estéis aquí, confío en que disfrutéis”.


9/10




Habiéndose lanzado recientemente como el segundo single del disco, tratándose de auténtico fuego musical (valga la redundancia) y de una propuesta Urban que, no pierde en ningún momento la inconfundible esencia de Janet, nos hallamos con BURNITUP!.

Se trata de una de las escasas colaboraciones con las que nos encontramos en esta ocasión, contando con la incorporación de la reputada Missy Elliott al regreso musical de nuestra artista. ¡Y, de qué manera! Al contrario de lo que muchos consideran, la participación de la rapera se hace, al menos desde mi punto de vista, bastante imprescindible. Más que nada, puesto que la interpretación de Damita Jo carece de toda fuerza, un detalle que haría que fuese, al menos para mí, totalmente fantástica.



Se corona, ya no solo como una de sus propuestas más instantáneas (e, incluso a pesar de ello, podría dar aún más juego) sino también de uno de aquellos temas que podrían transformarse en un éxito, gracias a su infalible invitación a las pistas de baile. Sin olvidar el hecho de que debería de constar de un clip impactante a nivel visual y, cuanto menos, entretenido.

“Cuando el DJ ponga esto bailaremos como si nadie estuviese viéndonos. Hey, DJ, pon esta canción y…¿No subirás el volumen? Bailaré toda la noche y no me importa quién esté ahí fuera, viéndonos. Simplemente dame ese fuego y te enseñaré cómo incendiarlo.

Destroza tu cuerpo, arde más”.
                

9/10



Uno de los títulos más inevitablemente sugerentes, Dammn Baby, acapara nuestra atención desde su particular comienzo con una voz que, acompañada de filtros Electrónicos, parece indicarnos desde el primer momento que nos hallamos ante un corte carnal que nos incita a desinhibirnos de la forma más honesta posible.

Con ciertas variaciones experimentadas en torno al ecuador del tema, destaca precisamente por dicha edición vocal, reiterada cada vez que nos adentramos en su estribillo, momento en el que la esencia Urban de esta pista es aún más notable. Es curioso porque, una vez más, percibo que la interpretación de Jackson carece de emoción alguna.

Y hay que obviar, como no puede ser de otro modo, lo sorprendente que se torna su instrumental según continúa desarrollándose, con variaciones la mar de sutiles.

“Escucha cómo todos dicen, “maldición, nena, maldición”. Es una nueva estrategia que comenzó con una conversación en una cafetería”

8,5/10



Las expectativas que generaba en mí la cuarta composición perteneciente al nuevo trabajo discográfico de Jackson, tras ver la luz semanas atrás un pequeño fragmento de la misma, han sido incluso superadas una vez he podido disfrutar de la misma al completo.

The Great Forever no solo presume de constar de una de las más preciosas pistas vocales (magnífica, para ser exactos) de todo el conjunto de Unbreakable sino, además, de uno de sus más hechizantes estribillos: ¿no os pone los pelos de punta?

A medio camino entre el R&B y ciertas influencias de Dance-Pop, relata la búsqueda del amor eterno y verdadero, aquel que más dichosos nos hace. Y, muy probablemente, su letra sea una referencia a sus seguidores homosexuales, a juzgar por la forma en la que defiende el vivir las relaciones de la manera deseada, sin prestar atención a lo que otras personas tengan que decir.

“No inventes la verdad que te guste. Quizás suene raro para ti, pero lo que piensas no significa prácticamente nada, no cambia lo que soy, no cambia a quien amo.

Vivo la vida de la forma que espero que me conduzca al gran para siempre, el para siempre que escogeré. Mira, mira lo que hago, mira a dónde me dirijo, intentando alcanzar el gran para siempre”.

10/10



A diario son muchísimas aquellas personas que nacen, así como las que mueren, aquellas que viven sus vidas repletas de éxito, mientras que otras se hallan hundidas en el más recóndito de los fracasos. El planeta es inmenso y, como tal, muchísimas injusticias son cometidas con una mayor frecuencia de la que se debiera.

Está en nuestra mano el poder contribuir a la mejora y a la evolución de este, nuestro mundo. Con ello predica Shoulda Known Better, caracterizada por adoptar una falsa apariencia de Balada a piano que es desechada cuando aumentan las pulsaciones de cara a su estribillo. Si es que, además, en su propio puente apreciamos un sutil coqueteo por parte de la cantante con el género EDM.

Dotándolo del poderío que todo corte que trate esta temática debería de desprender, es muchísimo el encanto que destila: su pausado cierre sintoniza a las mil maravillas, por cierto, con la composición que le sucede.  

“Parte de la revolución está preparada para soluciones reales. No aceptaremos excusas, no toleramos abusos”

“¿Los titulares son reales, o solo las noticias? Entre líneas está la verdad humana. Imagino que debí haber sabido mejor que cada día me encuentro con algo irónico, pero simplemente no puedo sentirme conforme con las casualidades, no. Imagino que debí haber sabido mejor, imagino que debí haber sabido mejor…¿Por qué, por qué?”.

8,5/10




Una inmensidad de discos, una vez recorrida cierta parte de su tracklist, buscan establecer con el oyente una conexión basada únicamente en el intercambio de emociones, en el estímulo de sensaciones que, con tanto mimo, acarician nuestros oídos. Pues, seguidores míos, hemos llegado a una preciosa canción que cumple con los parámetros mencionados: After You Fall.

Sin posteriores variaciones y, ofreciéndonos una melodía que indaga lentamente en nuestros corazones, en busca de nostálgicos y amorosos retazos de diferentes momentos de nuestras vidas, nos hallamos ante una sensitiva Balada que, aunque no especialmente innovadora dentro del universo de las mismas, ya que no consta de más aditivos que la voz de Damita Jo y un frágil piano (dejando a un lado la instrumentación restante), no podría ser más bella.

Son numerosos los artistas que, a pesar de no gozar de un don extraordinario para el canto, son capaces de transmitir un cúmulo de sensaciones con su voz, debido a su inconfundible timbre o, simplemente, gracias a su habilidad para emocionar a aquella persona que se adentra en su mundo: es evidente que, Janet, es una de ellas. En esta ocasión, además, hace referencia a aquellas personas que, a pesar de que en ciertos instantes podamos dudarlo (o no), permanecen a nuestro lado aún con todas las adversidades a las que tengamos que hacer frente.

“Tu resistencia es brillante. Sí, te mantienes fuerte. Pero esta molestia que sientes... Nunca pensaste que dolería, que sería tan intensa. Y ahora la confianza para ti tiene un nuevo significado.

Después de que caigas…¿quién estará ahí? Después de que caigas, ¿quién estará ahí, después de que caigas? ¿Quién cuidará de ti, después de todo?”

10/10



Tomando en cuenta que la intérprete de All For You no había publicado material inédito alguno desde el fallecimiento del Rey del Pop, Michael Jackson, del 2009, era de esperar que un emotivo momento de su nuevo trabajo contuviese alguna pista dedicada al mismo.

A pesar de que Broken Hearts Heal podría aplicarse a cualquier persona que haya sufrido la pérdida de un ser querido, en el caso de la artista es evidente que iría destinado a su hermano mayor, a modo de homenaje y confesándole, repleta de dolor y con muchísimo cariño, lo mucho que le extraña.

No sabría cómo otorgar una explicación exacta a ello, pero, ¿no os sucede que, a pesar de su inmensa carga emocional, os parece uno de los cortes menos atractivos de todo el LP? 

“Fue en verano cuando me dejaste. El otoño y el invierno nunca habían sido tan fríos. Y Dios sabe que las palabras nunca podrán expresarlo, percibo la vida muy vacía, te extraño mucho”

“Te veré en la próxima vida. Los corazones rotos se curan, más fuertes. Los corazones rotos duran más”.

7,5/10



Una vez superado el ecuador de Unbreakable, es el momento de dejar atrás (aunque sea solo por unos instantes) toda la carga emocional para que, de nuevo, el amor cobre protagonismo. Y, qué mejor manera de hacerlo que con Night, una sutil y exquisita propuesta bailable.

Presumiendo de uno de los más elegantes desenlaces instrumentales del disco, se caracteriza por su esencia Retro, ya que la artista se adentra, también de la mano del Dance, en el grandilocuente terreno de la música Disco.

En sus versos relata el tan emocionante (y pasional) amor que, en la pista de baile, atraparía una noche su corazón y que, a la mañana siguiente, aún dibujaría una preciosa sonrisa en su cara. ¡Si es que, qué bello es el amor! Y, a pesar de que dentro de las pistas más rítmicas, podría no ser la más automática de todas, ¿hay mejor manera de celebrar el amor que con semejante exquisitez?

“El amor se está haciendo de notar, como una corriente, nuestro universo está alineado. Sentimos el amor esta noche: el amor se está haciendo de notar, mostrándonos la manera en la que la oscuridad comienza a desaparecer. Después del amor de esta noche, desperté como en el cielo por la mañana, con la más grande sonrisa en mi cara”.

9/10



A pesar de que, en cierto modo, nuestra primera escucha pueda desconcertarnos, podéis dar por sentado que No Sleeep no se trata, en concreto, de un corte de fácil asimilación.

Sin embargo, puedo garantizaros que, a pesar de ello, una vez su monótono (en ello reside su gracia) y magnífico instrumental y la sensual pista vocal de Janet os haya encandilado, lo consideraréis como una pieza imprescindible dentro de esta colección de pistas: es más, no cabe ni la menor duda de que lo es. Y, como es de imaginar, la sensualidad y los susurros entre los que se debate la cantante no son casualidad, y es que su letra esconde un romance que, sin necesidad de más detalles, desprende auténtica pasión.


La versión oficial que compone Unbreakable en el noveno lugar corresponde a aquella en la que J. Cole figura como artista invitado, a pesar de que yo, particularmente, prefiero aquella grabación de la cantante en solitario. La cual, por cierto, no podría lucir más encantadora en su vídeo musical que, como podéis comprobar, encarna a las mil maravillas el concepto de “simple, pero efectivo”.

“Es un pensamiento que revolotea por mi cabeza, pero realmente no hablo de él. Me encanta lo que me estás haciendo y no quiero llevarlo a cabo sin ello. Día y noche sueño sobre nosotros, haciendo cualquier cosa: pero imagino que tendré que esperar hasta que ese día llegue.

Tú me extrañas, yo te extraño. Cuando quiera que sea que nos encontremos, no lograremos conciliar el sueño. Cuando te vea, está decidido, no lograremos conciliar el sueño.

Cuarenta y ocho horas de amor, va a ser un maratón de fin de semana. Así que mejor prepárate, mi rey, porque seré la reina del insomnio. Permanece despierto en cada instante que estemos juntos, porque cada segundo que no estás, parece eterno”.


10/10




Sorprendente a nivel musical y coronándose como una de las más breves composiciones que la cantante ha incluido en su más reciente proyecto, Dream Maker/Euphoria merece una mención debido a distintos momentos que, intercalados en su producción, ofrecen dinamismo a un corte que, a efectos prácticos, podríamos considerar como olvidable.

Suponiendo una perfecta prolongación, a nivel conceptual, de Shoulda Known Better, no es solo una representación de aquellas personas soñadoras que buscan alcanzar sus metas y seguir batallando por ello, ni mucho menos. Manifiesta el deseo por alcanzar, algún día, la felicidad y la calma total entre todos nosotros, los humanos. ¡Propósito muy necesario, como es de imaginar!

“Creador de sueños, haz que mis ilusiones se conviertan en realidad. ¿Lo harás, creador de sueños? Estoy preparada para emprender el viaje hasta la euforia, estoy preparada para ti”

“Veo una bella representación de lo que podemos crear, si simplemente unificamos el amor, un mundo sin guerra, hambre u odio…”.

7/10




A  pesar de que por momentos intuimos un corte que, enfocado de otra manera, podría haber ofrecido un resultado mucho más convincente, es 2 B Loved aquella pista menos emocionante, sin duda alguna, de todas las 17 pistas inéditas, ¿no os parece?

Carece de toda gracia, a pesar de disfrutar de un instrumental que (como habéis leído anteriormente), con otra proyección, destacaría más. Y, desde luego, no es necesaria la aclaración de que el hecho de que fuese publicada como single sería un error más que garrafal.

“Solamente quiero vivir en tu corazón y tu mente, ser la combinación de tu todo. Quiero que me necesites, quiero ser la combinación de tu todo. Quiero que me necesites, compartir amor contigo hasta el final, porque todo el mundo necesita ser amado”.

6,5/10



Precedida por ciertos desequilibrios (que no mediocridades), contamos, por suerte, con Take Me Away para retomar la sensatez en lo que se refiere al aspecto musical.

De un carácter infinitamente más Pop que la inmensa mayoría de los temas que componen el tracklist final del undécimo disco de estudio de la compositora, merece ser destacada puesto que se trata de una de dichas pistas cuyo sonido, de un modo u otro, sintoniza a la perfección con la temática a la que representa y otorga las mismas sensaciones que aquello que se quiere transmitir.

Si tuviésemos que enumerar las ocasiones en las que hayamos querido evadirnos de nuestra rutina para perdernos en los brazos del amor las cuentas serían, cuanto menos, agotadoras, ¿cierto? Su instrumental tras el estribillo, desprendimiento bailable de felicidad con toques Dance y la incorporación de una guitarra eléctrica casi llegando a su desenlace son todo un acierto, sin lugar a dudas.

“Érase una vez, un sueño que sonaba a locura, cariño. En mis cuentos de hadas, serías aquel que me salvaría, cariño. Cada vez que pienso en ti me hallo en el paraíso. Se trata de ti y de mí, a pesar de que ni lo sepas. Porque, incluso con un millón de millas de distancia entre nosotros, sé que estarás ahí para ayudarme a escapar.

Llévame lejos de aquí, a algún lugar en el que el aire sea puro. Llévame lejos de aquí, a algún lugar en el que el amor no tenga miedo. ¡Vamos!”

9/10



Los intros y outros, al menos en este nuevo proyecto, no abundan en demasía. Sucede lo mismo con los interludios aunque, afortunadamente, nos hallamos en este instante con uno de los mismos.

Promise, con una duración que no alcanza el minuto, es la más corta pieza de todos los cortes de Unbreakable y, sin poder considerarla como demasiado impactante, nos incita a no olvidar nuestros principios, nuestros propósitos y, por supuesto, a no juzgar absolutamente nada solo por lo que nuestros ojos puedan observar. Todo ello, contando con una interesante capa sonora de influencias latinas.

“¿Quién puede decirte tu promesa? La bella flor, simplemente aún no ha florecido. Juzgas el exterior pero, lo que crece en el interior, quizás podría sorprenderte. Tu promesa. Di una oración. ¿Estarás a la altura de tu promesa?”.

7/10



Eternamente agradecida por el favorecedor cambio que experimenta una vez finalizada su primera mitad (la cual, si bien es interesante, no acaba de cumplir las expectativas depositadas para semejante título), nos adentramos en Black Eagle, cuya exquisita producción se luce, en especial, a lo largo de su último minuto.

Una grandiosa referencia al encuentro con nosotros mismos, que probablemente se trate del tema con mejores estrofas a nivel de letra de todo el conjunto del álbum, metaforizando la necesaria soledad con el grandilocuente vuelo emprendido por un águila negra que emprende el vuelo en libertad en los cielos.

Reivindicativa a nivel social, aunque no orientada de manera exacta en los desoladores problemas que asolan el planeta, sino más enfocado en lo relevante de la ayuda psicológica de unas personas a otras e, intentando concienciar acerca de lo crucial que es el apoyo ético, refleja una verdad absoluta. Y es que la vida es un auténtico vaivén y, en cualquier momento, podríamos encontrarnos en la misma situación que aquella persona que solicita nuestra mano como apoyo.

“Déjame hablar del águila negra. Fuerte y poderoso, el rey del cielo, que protege todas las cosas con sus prodigiosos ojos. Fiel criatura a las mayores alturas. ¿Cuáles son las vistas en las que se basa? Nunca se sabe, a no ser que hayas estado ahí, nunca se sabe”.

8,5/10



Well Traveled se define desde sus primeros instantes como una de las composiciones menos convencionales de las diecisiete que, desde hoy se hallan a la venta: gracias, entre otros factores, a sus atractivos coros, o su llamativo instrumental.

La de descubrirnos y encontrarnos a nosotros mismos es una tarea, cuanto menos, ardua: ¿no creéis? Por momentos la intuimos como un imposible, quizás por la dificultad de asimilar lo que podríamos experimentar o vivir tras dicha búsqueda. Así lo percibe la cantante, con un corte caracterizado por su contenido espiritual y su dulzura musical, a niveles generales.

“He realizado un gran trayecto y tengo un largo camino por recorrer, porque he frecuentado muchos lugares, adondequiera que la vida me lleve, estoy dispuesta a ir. Lo que necesite para mí, dejaré que suceda. Creo que es el momento de irme, porque he frecuentado muchos lugares, nunca me he quedado demasiado tiempo, porque he frecuentado muchos lugares.

Tengo que seguir moviéndome hasta que me haya ido a encontrar el lugar que nunca querré abandonar: porque, una vez haya llegado ahí, no quedará ningún sitio más al que ir”.

8,5/10



Y la decimoséptima pista, aquella encargada de finalizar el conjunto total, recibe el nombre de Gon’ B Alright. En su desenlace escuchamos un más que breve fragmento del corte Unbreakable, y es que la cantante hace referencia a todas aquellas personas que han colaborado a la hora de dar vida a su proyecto, agradeciendo que hayan sido partícipes del mismo.

Probablemente considerándola como aquel corte que irradia mayor positivismo y luz de todos aquellos contenidos en el álbum al que da fin, supone un cierre ideal y bastante lógico que, por cierto, acaba transformándose en una pista irresistible y la mar de contagiosa, con maravillosas influencias de Funk y ligeros toques de Rock.

El optimismo podría ser un factor clave en nuestras vidas o, al menos, un recurso indispensable dentro de las mismas. Puesto que, al final del día, ¿qué hay más esperanzador que confiar en que absolutamente todo marchará en la forma en la que deseamos?

“Quiero mejorar tu vida amorosa, puedo mostrarte el modo si no sabes cómo hacerlo: consistirá en el tiempo en el que nos hayamos conocido mejor el uno al otro. Quiero moverte, quiero brindarte el ritmo, déjame enseñarte.

Pon amor en todo aquello que hagas, ya sabes, vamos a estar bien”.

8,5/10



Una vez que un artista permanece durante un espacio de tiempo tan prolongado en un mundo tan sumamente complejo como lo es el musical, superándose a sí mismo, expandiendo su legado, influenciando a generaciones posteriores y postulándose como una figura icónica de la industria fonográfica, supone un reto titánico, por no definirlo como imposible, el de experimentar un progreso continuado.

Es por ello por lo que, en infinidad de ocasiones (pudiéndolo aplicar también a nuestra vida cotidiana), su cometido no debería de ser solo el de acrecentarse de forma constante, sino también el de continuar a pie de cañón, “honorificando” y representando dignamente su indiscutiblemente inmensa trayectoria. Dichos casos concretos son los relacionados con aquellos cantantes o grupos más veteranos y, por supuesto, dentro de dicha clasificación se incluye a la inigualable Janet Jackson.

Con esta nueva producción discográfica se amplía a once el número de álbumes de estudio de la cantante, cuya carrera se ha extendido durante más de treinta años y durante la cual ha conseguido convertirse en una de las artistas femeninas más exitosas de todos los tiempos. Su más reciente disco era publicado en 2008, pero, ¿está Unbreakable a la altura de las expectativas depositadas en Damita Jo, tras siete años apartada del panorama?

Como es de imaginar, la respuesta a tal cuestión es afirmativa. Un total de diecisiete cortes inéditos, diecinueve si incluimos en el recuento Promise of You y Love U 4 Life, (Bonus Tracks pertenecientes a distintas ediciones físicas del disco) finalizan una espera que para muchos de sus seguidores ha sido calificable, cuanto menos, como eterna. El número de composiciones es considerablemente generoso y el transitar a través de distintos estilos es un mérito atribuido de forma natural, que vosotros mismos podéis comprobar.



Y es que, aún teniendo cabida tanto el más clásico R&B, distintos estilos pertenecientes a la escena Urban, el Pop o las Baladas, entre muchos otros, unade las características principales del álbum es su tan notable cohesión, es decir, su capacidad para hacer, a partir de canciones con tan marcadas diferencias entre ellas, una mezcla homogénea. Sumándole a ello que, a pesar de constar de una duración de más de una hora, su escucha acaba convirtiéndose en una experiencia agradable y, además de amena, sin demasiadas complicaciones.

No obstante, os mentiría si no señalase que, desgraciadamente, acaba antojándose por momentos a una especie de montaña rusa musical que experimenta sus ciertos descensos, calificándose como fallido su intento de crear cierta uniformidad a nivel de calidad, generando descompensaciones quizás demasiado notorios entre unos temas y otros, a pesar de lo equilibrada que resulta la distribución de sus pistas en el tracklist

Eso sí, mis queridos seguidores, es innegable que, a pesar de que no son ficticios los citados descensos según vamos adentrándonos en el mismo, sus emocionantes crecimientos son, cuanto menos, memorables. Nos debatimos entre irresistibles invitaciones a la pista de baile, acumuladas en especial a lo largo de su primera mitad, en las que el habitual tono carnal de la cantante es más que notorio, tales como BURNITUP!, Dammn Baby y en especial la exquisitez retro titulada Night; magníficas odas al encuentro con uno mismo, entre las que hallamos Well Traveled, así como temas que suponen destacables momentos reivindicativos, incluyendo dentro de dicha categoría a Shoulda Known Better, por ejemplo; sin dejar de lado cálidas propuestas como la homónima Unbreakable o Take Me Away. Pero, si tuviese que designar a mis grandes preferidas, sin lugar a duda me decantaría por la personificación repleta de sutileza de la pasión musical, No Sleeep, la sublime representación, en forma de Balada, del apoyo emocional que es After You Fall y, por supuesto, la fantástica oda a la búsqueda del amor que supone The Great Forever.

Es un auténtico placer poder tener a Damita Jo de vuelta, para deleitarnos con absolutamente todas y cada una de sus propuestas que, como siempre, son tan bien recibidas. Confiemos en no volver a tener que aguardar un tan inmenso espacio de tiempo de cara a futuras producciones en un futuro próximo y disfrutemos de Unbreakable, un álbum emocional e íntimo que demuestra, en mayor o menor medida, que Janet Jackson es indestructible en absolutamente todos los aspectos.

75/100

No hay comentarios:

Publicar un comentario