miércoles, 31 de agosto de 2016

MTV Video Music Awards 2016: ganadores y actuaciones

La pasada noche del 28 de agosto tuvieron lugar, finalmente, los Video Music Awards, una gala celebrada en el Madison Square Garden de Nueva York, la cual estuvo precedida por una más que usual alfombra roja en la cual hicieron acto de presencia, si no todas, la inmensa mayoría de las estrellas asistentes al evento. 
aaa
Fueron dieciséis (diecisiete si se añade al recuento la categoría de "Canción del verano") los galardones atribuidos a lo largo de la ceremonia, de los cuales nada más y nada menos que ocho fueron recibidos por Beyoncé, la cual tiene ya en su poder un total de veinticuatro Video Music Awards, convirtiéndose así en la artista con un mayor número de dichos premios, desbancando de esta manera a Madonna, la persona que anteriormente poseía dicha marca, gracias a veinte Moon Mans

En lo que respecta a los ganadores, lo cierto es que cabría destacar que, casi en su totalidad, se trató de vencedores más que merecidos dentro de las distintas candidaturas, a pesar de que David Bowie tan solo haya podido recibir un reconocimiento y que, por desgracia, Adele no haya recibido premio alguno con su precioso clip de Hello que, desde mi punto de vista, era el vídeo musical merecedor de ser calificado como "Vídeo del año". No obstante, el ambicioso y asombroso Lemonade de Beyoncé, su sexto álbum de estudio, ha sido el contribuyente a la gran cantidad de galardones que la artista recibió a lo largo de la noche. A continuación, todos los ganadores con sus respectivos videoclips.

Vídeo del año

Adele - Hello
Beyoncé - Formation
Drake - Hotline Bling
Justin Bieber - Sorry
Kanye West - Famous



Mejor vídeo femenino

Adele - Hello
Beyoncé - Hold Up
Sia - Cheap Thrills
Ariana Grande - Into You
Rihanna ft. Drake - Work (short version)

Mejor vídeo masculino

Drake - Hotline Bling
Bryson Tiller - Don't
Calvin Harris ft. Rihanna - This Is What You Came For
Kanye West - Famous
The Weeknd - Can't Feel My Face



Mejor colaboración

Beyoncé ft. Kendrick Lamar - Freedom
Fifth Harmony ft. Ty Dolla $ign - Work From Home
Ariana Grande ft. Lil Wayne - Let Me Love You
Calvin Harris ft. Rihanna - This Is What You Came For
Rihanna ft. Drake - Work (short version)



Mejor vídeo hip hop

Drake - Hotline Bling
Desiigner - Panda
Bryson Tiller - Don't
Chance The Rapper ft. Saba - Angels
2 Chainz - Watch Out



Mejor vídeo pop

Adele - Hello
Beyoncé - Formation
Justin Bieber - Sorry
Alessia Cara - Wild Things
Ariana Grande - Into You



Mejor vídeo rock

All Time Low - Missing You
Coldplay - Adventure Of A Lifetime
Fall Out Boy ft. Demi Lovato - Irresistible
twenty one pilots - Heathens
Panic! At The Disco - Victorious



Mejor vídeo de electrónica

Calvin Harris & Disciples - How Deep Is Your love
99 Souls ft. Destiny's Child & Brandy - The Girl Is Mine
Mike Posner - I Took A Pill In Ibiza
Afrojack - SummerThing!
The Chainsmokers ft. Daya - Don't Let Me Down 



Mejor vídeo de larga duración

Florence + The Machine - The Odyssey
Beyoncé - Lemonade
Justin Bieber - PURPOSE: The Movement
Chris Brown - Royalty
Troye Sivan - Blue Neighbourhood Trilogy



Mejor artista nuevo

Bryson Tiller
Desiigner
Zara Larsson
Lukas Graham
DNCE

Mejor dirección de arte

Beyoncé - Hold Up
Fergie - M.I.L.F.$
Drake - Hotline Bling
David Bowie - Blackstar
Adele - Hello



Mejor coreografía

Beyoncé - Formation
Missy Elliott ft. Pharrell - WTF (Where They From)
Beyoncé - Sorry
FKA Twigs - M3LL155X
Florence + The Machine - Delilah



Mejor dirección

Beyoncé - Formation
Coldplay - Up&Up
Adele - Hello
David Bowie - Lazarus
Tame Impala - The Less I Know The Better



Mejor cinematografía 

Beyoncé - Formation
Adele - Hello
David Bowie - Lazarus
Alesso - I Wanna Know
Ariana Grande - Into You



Mejor edición

Beyoncé - Formation
Adele - Hello
Fergie - M.I.L.F.$
David Bowie - Lazarus
Ariana Grande - Into You



Mejores efectos especiales

Coldplay - Up&Up
FKA Twigs - M3LL155X
Adele - Send My Love (To Your New Lover)
The Weeknd - Can't Feel My Face
Zayn - PILLOWTALK





No obstante, las rebosantes expectativas generadas en torno a la pasada entrega de premios no se originaban, al menos no en su totalidad, en torno a sus ganadores, sino al más que generoso cartel del que presumía la gala: ¿fueron cumplidas, finalmente, las expectativas? 


Tras un pre-show protagonizado por Alessia Cara en compañía de Troye Sivan, además de Jidenna y Lukas Graham, la gala dio comienzo de la mano de Rihanna, a ritmo bombas pop a la altura de Don't Stop The MusicOnly Girl (In The World)We Found Love y Where Have You Been. Por surrealista que parezca, semejante medley tan brillantemente armado no fue todo lo necesario como para sostener escasos minutos en los que la reina de Barbados parecía desganada y donde imperó una sensación de dejadez más que notoria, originando así un acto de apertura considerablemente mejorable. 


Acompañada de una escenografía más que plausible, la segunda performance de la noche fue protagonizada por Ariana Grande, quien llevó a cabo una presentación de Side To Side, el tercer single de su tercer álbum de estudio, Dangerous Woman. Bajo una iluminación más que efectiva, la intérprete de Into You dio comienzo a su actuación, junto a más bailarinas, simulando una sesión de spinning


Sin embargo, dicho notorio esfuerzo físico inicial supuso, a largo plazo, una desventaja para Grande, quien prosiguió con su interpretación con cierta dificultad a nivel vocal. Instantes más tarde, Nicki Minaj, rapera que figura como artista invitada en el sencillo citado con anterioridad, subió al escenario para complementar el tema con sus dos estrofas correspondientes.



Future, sin ofrecer una presentación en vivo desdeñable con su single Fuck Up Some Commas, pasó inevitablemente desapercibido ante algunos de los números más esperados de la noche y, como es apreciable, al no constar de un despliegue escénico del todo destacable.



Para sorpresa de muchos, afortunadamente, la intervención de Rihanna no fue reducida solo a su acto de inauguración de la gala, sino que su actuación sería dividida en cuatro bloques. Por desgracia, aunque algo más interesante que el medley inicial, una combinación de Rude Boy, What's My Name? y Work, aún simulando un club nocturno, tampoco fue suficiente como para considerar a la artista como a una de las más memorables de la gala. 




En colaboración con Ty Dolla $ign, una de las actuaciones más complejas a nivel escenográfico que tuvieron lugar aquella noche fue, sin lugar a duda, la presentación de Nick Jonas de su nuevo sencillo, Bacon: con una estructura semejante a un lipdub, uno de los ex-componentes de los Jonas Brothers interpretaba su tema en directo en el interior de un restaurante (dentro del cual se encontraba DNCE, el grupo musical en el que figura, además de sus otros tres componentes, Joe Jonas), para finalizar en los exteriores de la noche neoyorquina, con nada más y nada menos que el Empire State iluminado tras él. 




Como muchos señalarán, durante los primeros instantes, estos VMA no fueron merecedores de grandes halagos, siendo honestos, debido a que alcanzaron un punto en el cual, incluso para seguidores entusiastas de este tipo de galardones, resultaban anodinos. No obstante, bastó que Beyoncé pusiese un solo pie sobre el escenario para que las reglas del juego cambiasen de un instante a otro: su actuación y su inconmensurable cantidad de premios obtenidos la convirtieron en la sagrada e irrefutable reina de la noche.


El medley de Lemonade ejecutado por la intérprete de Crazy In Love tuvo una duración de quince minutos, en los cuales la citada artista hizo gala, no solo de una realización estupenda, un despliegue visual considerable y de algunos de los temas más memorables de su último álbum, sino también de su extraordinario talento y presencia escénica, que a cada día se tornan más y más indiscutibles. Las interpretaciones por separado de las pistas seleccionadas, repletas de energía, se veían complementadas por interludios hablados (tal y como sucede en la película de su disco) en los que primó una iluminación y una producción más que hipnótica.

aaa
Pray You Catch Me, Hold Up, Sorry, Don't Hurt Yourself y Formation fueron las pistas presentadas en este cuarto de hora, que se asemejó al espectador como una cantidad temporal mucho menor. Por desgracia, Beyoncé prescindió de la que podría ser la pista más destacable de su último Long-Play, Freedom, en colaboración con Kendrick Lamar. No obstante, fue tan sorprendente su actuación que dicho detalle no hizo más que pasar desapercibido: como prueba de todo ello, he aquí el botón de play.





En esta ocasión con notorias mejoras visuales y escénicas con respecto a las dos interpretaciones anteriores, así como con una ejecución coreográfica enérgica que destilaba una mayor actitud, Rihanna presentó de forma combinada Needed Me, Pour It Up y Bitch Better Have My Money, pista que, como curiosidad, no pasó a formar parte del tracklist de su octavo álbum de estudio, ANTi




Tras una prolongada espera, tuvo lugar el momento que más ansias despertaba en mí de la gala: tras nueve años desde aquella representación en vivo de Gimme More, tan caótica como icónica, Britney Spears volvía a pisar el escenario de los Billboard Music Awards, esta vez, en compañía de G-Eazy, para interpretar Make Me..., así como un sencillo del rapero, Me, Myself & I

aaa
Mentiría si afirmase que pude contener la emoción durante la performance de la princesa del pop, puesto que enorgullece afirmar que podría tratarse, sin inconveniente alguno, de su mejor interpretación en directo de los últimos años, con una realización que, si bien no demasiado sorprendente, se reafirmaba como sencilla y efectiva. A pesar de no poder ser comparable, por ejemplo, con su presentación de I'm A Slave 4 U en los Video Music Awards del 2001, Spears ejecutó, con gracia y actitud su coreografía correspondiente. La química con el rapero invitado es más que evidente, en especial si se toma en cuenta algún que otro ligero toqueteo producido a lo largo de la actuación, a pesar de que, con cierto disimulo, la cantante evitase besarse con él, casi al final de la misma. 
aaa



The Chainsmokers y Halsey, con una más que vívida interpretación, presentaron Closer, uno de los temas de actualidad en las radios y las listas de ventas. A pesar de ser, en cierto modo, minimalista, pocos elementos más que la presencia del humo fueron necesarios para otorgar como resultado una actuación que, sin tratarse de la más asombrosa de la noche, careció de desperdicio. 


aaaa
Nuestra querida Rihanna, no contenta con fragmentar su aparición en cuatro bloques y dar comienzo a la gala, fue también quien dio a la misma el broche final: tras su más que entretenido tercer medley, dio por finalizada las actuaciones de la ceremonia en compañía de una orquesta, con la cual cantó, con bastante sensibilidad, Stay, Diamonds y su nuevo single, Love On The Brain, originando así su sección más memorable de la noche. 




aaaaa
Esta nueva edición llegó a su fin cuando, para concluir, Drake otorgó, con palabras repletas de cariño (hubo momentos en los que parecía estar a punto de pedirle matrimonio a la intérprete de Umbrella) y ternura a Rihanna, la nueva ganadora del prestigioso Michael Jackson Video Vanguard Award, el más relevante premio de la noche, con el cual han sido acreditados en el pasado Michael Jackson, David Bowie, The Beatles o Madonna y, recientemente, Beyoncé o Justin Timberlake. Su discurso de agradecimiento demostró, una vez más, su pronunciada cercanía.

A pesar de los grandes nombres que figuraron en la gala, es inevitable tener la sensación de que hubo grandes desequilibrios entre las distintas partes de la misma. Es necesario decir, por otro lado, que es una auténtica pena que no se rindiese tributo alguno, ni a David Bowie, ni a Prince, fallecidos a lo largo de este 2016. No obstante, algunas de sus actuaciones y la más que merecida victoria de Beyoncé otorgaron como resultada una entrega de premios que, sin ser extremadamente maravillosa, estuvo repleta de momentos para recordar. ¡Hasta el año que viene, VMA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario