lunes, 27 de enero de 2014

¡Grammys 2014!


¡Como todos sabéis, anoche, día 26 de enero del 2013, transcurrió la 56ª entrega de los premios más prestigiosos e importantes de la industria musical: Los Grammys.

Aquí en España el horario correspondiente serían las 2:00 de la madrugada, 1:00 en Canarias, con lo cual no me quedé para verlos. Ni tan siquiera eché un vistazo a la alfombra roja. Pero eso sí, sí que me he puesto al corriente de lo que opinaré y comentaré en esta entrada.



Comentar, por un lado, que ninguno de los nominados en las principales categorías en las que yo deseaba que el galardón se lo llevase uno determinado, ha acontecido. Eso sí, afortunadamente ahí está el premio que se ha llevado a casa Rihanna en la categoría "Best Urban Contemporany Album" por ese más que estupendo "Unapologetic". Si pincháis aquí podéis consultar el resto de los ganadores.

Por otro lado, otro de los aspectos protagónicos de los Grammys es, sin duda, el hecho de que varios artistas o grupos rindan homenajes o presenten sus nuevos proyectos o trabajo ante millones de personas: las actuaciones.



Yo, particularmente, he tenido interés únicamente por tres performances en total, precisamente las que aquí os expongo. Primeramente quería comentarios la increíble diva que tomó las riendas de la gala, abriéndola con su inmenso poder escénico y solamente haciendo uso de una silla en movimiento y un poco de humo: Beyoncé.

Todo el mundo se rindió ante su "Drunk In Love", primer corte promocional (compartido de manera doble con "XO") de su magnífico y sorprendente "BEYONCÉ" en el que de nuevo, colabora con su marido. Pero esta vez, con un Mid-Tempo R&B encantador. La vocalidad asombrosa que mostró la artista fue impecable (y, aunque estemos acostumbrados a demostraciones más asombrosas por parte de la Reina del R&B, a mí me sorprendió particularmente, alargando las notas agudas del tema y ejecutándolas con una total belleza), y posteriormente hizo aparición su cónyuge Jay-Z, con el cual compartió escenario y dieron lugar a la finalización de una presentación en vivo que, a pesar de que no asemejarse del todo a las mejores de Beyoncé, a mí me ha gustado mucho y además presume de ser la primera interpretación oficial de la era.





Por otro lado, teniendo constancia de que este tema fue lanzado como single promocional de su tercer álbum de estudio, y de que ha acumulado un considerable éxito a día de hoy, finalmente lanzándose como tercer single. Katy Perry nos sorprendió anoche con una más que hechizante interpretación de su frenético "Dark Horse" en compañía del rapero Juicy J.

En medio de bolas de cristal, un vestuario de tono fantástico y un conjunto de atemorizantes árboles sin hojas y con grandes efectos a nivel de iluminación y de escenografía (entre los que se incluyen unas inmensas pantallas en las que pudimos entrever imágenes que otorgaban un toque aún mayor de incredibilidad). Sin embargo, a pesar de ello, he sentido que por momentos la escenografía ha podido con la Killer Queen: y, con el artista invitado, más todavía. Eso sí, ningún aspecto negativo tacha (de ninguna manera) la palabra con la que definiría a esta presentación: espectáculo.





Y por último, quería comentaros el emotivo momento que han protagonizado Macklemore & Ryan Lewis en compañía de Mary Lambert interpretando "Same Love". Porque, tras ello, ha tenido lugar un más que emotivo acto. A la par que varias parejas (sin importar sexualidad) han ocupado la zona de público de la gala, la Reina del Pop ha hecho aparición. Sí, señores, la gran Madonna acudió a la 56ª edición de Los Grammys.

Nada más y nada menos que para interpretar "Open Your Heart", tercer sencillo de su tercer álbum de estudio "True Blue", lanzado allá por el 1986. Y me encantaría puntualizar, además de los años que hacía que no ponía un pie en este evento, la manera en la que vocalmente se ha desenvuelto. A pesar de no ser una Mariah Carey o una Christina Aguilera, ha sabido demostrar a todos aquellos que la creían una artista incapaz de cantar en vivo, lo equivocados que estaban. Épico, sin más.



Sin más, espero que haya sido de vuestro agrado esta entrada y que os haya gustado esta 56ª edición de tan memorables galardones. ¡Hasta el año que viene, Grammys! 
Mostrar comentarios
Ocultar comentarios

4 comentarios:

  1. Me ha gustado las tres actuaciones que has seleccionado, especialmente la de Beyoncé con "Drunk in love". Te dejo por aquí mi post de la gala:

    "Los grammys 2014"

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, pero creo que no tengo una favorita de las tres que he mencionado, todas tienen algo en especial, jeje. Gracias por dejar por aquí tu post, ¡espero que los que lean esta entrada se animen también a echarle un vistazo! =D

      Eliminar
  2. Creo que lo mejor fue "Drunk in love" impeclable actuacion. se lucio BEYONCÈ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente, es una gran artista, como mencioné anteriormente simplemente con una silla y humo es capaz de darlo todo. Aunque, como referí también a Cristina, no tengo ninguna performance favorita de estos Grammys: ¡las tres mencionadas me han gustado mucho!

      Muchas gracias por tu comentario, ¡saludos! =D

      Eliminar