viernes, 11 de septiembre de 2015

Crítica de "I Am", Leona Lewis.



Hoy, 11 de septiembre de 2015, casi tres años después desde “Glassheart” y menos de dos tras “Christmas, With Love”, sale a la venta el cuarto álbum de estudio de Leona Lewis, “I Am”.

Dicha producción discográfica, que incorpora géneros varios, como lo son el Pop, el R&B, la Balada, el Dance o el Soul, se trata de la primera que edita bajo el sello Island Records, marcando su ruptura con Syco Music, la casa discográfica que la acogió desde su victoria en X Factor UK. Debido a lo dificultosa que fue dicho proceso para la artista británica, es lógico que el empoderamiento propio y la superación tras situaciones complejas sean la temática principal a tratar.

Incluye diez pistas en su Edición Estándar, que suman un total de quince cortes si incluimos los dos Bonus Tracks, así como las tres distintas versiones de los singles publicados hasta ahora.


La iniciación de un disco debe de ser, como es de imaginar, una declaración de intenciones repleta de poderío que nos incite a querer seguir descubriendo la colección de pistas que precede. Y, seguidores míos, os presento a un corte que cumple todos esos requisitos y que, además es, toda una oda al reponerse tras el daño que, en algún momento de nuestra vida, podamos haber sufrido.

Lanzado como el primer single del álbum para el territorio estadounidense, “Thunder” es una de sus más atractivas propuestas, constando de un instrumental que, desde sus primeros segundos, es un indicio del poder que destila. Y, si a ello le sumamos la interpretación de la cantante, os podéis imaginar el resultado: ¡todo un acierto!


Una versión en acústico, interpretada únicamente por Lewis en compañía de una guitarra, es uno de los extras incluidos en el formato Deluxe, ¡es preciosa, por cierto! Y, al tratarse de un tema promocional, cuenta con su propio videoclip, quizás no del todo espectacular, pero de ningún modo desdeñable.

“Con el corazón vacío, soy libre otra vez. Para que algunas cosas empiecen, otras tienen que llegar a su fin.

Y no esperaré más: cuando me dejaste caer, me fortalecí. Si quieres combatir los relámpagos, estoy en el horizonte, pues regresaré con el trueno”.


9,5/10



Aquel corte del cual fue extraído un adelanto que, en el mes de diciembre, supondría nuestra primera toma de contacto con “I Am”, titulado “Fire Under My Feet”, es a su vez el primer single del mismo, que se lanzó en el pasado mayo.

Un espectacular Up-Tempo (que podría enfrentarse, y muy bien, al paso del tiempo) en el cual los coqueteos con el Soul son más que notorios. Se trata de una pista considerablemente instantánea que, por desgracia, no gozó del éxito esperado y merecido y, sin lugar a duda, de toda una revelación. Nos incita a descubrirnos a nosotros mismos y a brillar en la forma más especial que podamos, puesto que absolutamente nada podrá con nosotros.

Dicho mensaje es transmitido, a su vez, en su vídeo musical: un corte visual simple pero efectivo en el cual, con secuencias varias de Leona interpretando la canción, muestra escenas de distintas personas que, a pesar de las dificultades presentadas a lo largo del camino o de los prejuicios en los que puedan verse envueltos, alcanzan sus propósitos y se superan a ellos mismos. ¡Muy inspirador, sin lugar a duda!

“Me estaba hundiendo en arenas movedizas, nadie tomó mi mano. Pensé que me enterrarían pero, en lugar de ello, estoy libre. Desplazándome hacia algo más grande, comienzo a desplegar mis alas. Ya no estoy encadenada, estoy bailando sobre las llamas”.

“Tengo fuego bajo mis pies y lo siento en el latido de mi corazón. No puedes apagar las llamas, no puedes dejarme quieta. Tengo fuego bajo mis pies y lo siento en el latido de mi corazón. Ve y apártate de la llamarada si no soportas el calor”.


10/10



Con “You Knew Me When” nos sumergimos en el momento del disco al que yo, particularmente, considero como el menos atrayente del mismo. Y, a pesar de ello, no desluce en ningún instante, como podéis comprobar.

Nos hallamos ante una frágil Balada a piano que, de forma previa al lanzamiento de esta colección inédita de pistas, era una de las más que más ansiaban los seguidores de la cantante que viese la luz.

Aunque algo insípida es, por supuesto, emotiva y reveladora, tratando la conversión de una persona antes más vulnerable que, debido a una serie de cambios o de sucesos que han impactado su vida, ha metamorfoseado en alguien cuya inmunidad es considerablemente mayor si la comparamos con cómo era en algún momento de su pasado, donde debió de haberlo sido.

“Soy un poco más sabia, estoy apuntando más alto, es una batalla pero yo soy una luchadora. Esta vez no habrá rendición, no. Y podrías decir que me conocías cuando…

Me conociste cuando estaba al borde y mi confianza estaba destrozada. Me conociste cuando no escuchaba mi voz, no sabía cuánto importaba yo. Me conociste cuando creías que me pondrías hundir, no. Me conocías en aquel momento, me conocías cuando en aquel momento, me conocías entonces…Pero no me conoces ahora”.

7/10



“I Am”, es el corte homónimo e, incomprensiblemente, escogido como el segundo single de esta producción discográfica.

Y es que, si bien en muchas ocasiones en nuestra vida nos consideramos dependientes de alguien que, de un modo u otro, es perjudicial para nosotros mismos, no hay nada más esclarecedor que el asumir que, efectivamente, somos alguien sin dicha persona: este es, precisamente, el tema a tratar en esta ocasión.

Se trata de una de las canciones de mayor calidad del disco a pesar de que, para mí, sea una de aquellas con las que menos conecto, dentro del mismo. No me preguntéis por qué, seguidores míos, pero varias semanas después de su lanzamiento, aún no he conseguido que me hechice por completo. ¿Lo hará, quizá, con su vídeo?

“Soy yo, con o sin ti. Estoy respirando sin ti. Soy alguien sin ti, soy, soy, soy libre sin ti, soy más fuerte sin ti. Pensaba que nunca volvería a florecer pero soy, soy…”

“Soy yo”


7,5/10



El momento más puramente Pop como tal que incorpora el nuevo trabajo de la intérprete de “Bleeding Love” tiene un nombre y, por qué no, no sería una elección desacertada como un futuro corte promocional: “Ladders”.

Contando, también, con ciertas influencias de R&B y, tratándose de una propuesta bastante radio-friendly, destaca por su pegajoso estribillo, entre otros factores, porque el instrumental alcanza su culmen durante el mismo. Carece de muchos más elementos que merezcan mayor mención, además de la acertada parte correspondiente a la cantante, como podréis imaginar.

En esta ocasión, percibimos la vida como una especie de escalinata en la que, una vez arriba, Lewis asume a aquellas personas dañinas o ponzoñosas como un método para fortalecerse y elevarse aún más alto, ¡un punto de vista bastante práctico!

“Donde quiera que me encuentres, no me vencerás. Por fin, estoy en donde pertenezco. Donde quiera que me encuentres, me elevas. Por fin, no estoy sola. Estás ahí para elevarme, elevarme, más alto.

Caigo de espaldas pero miro hacia arriba, con cada ruptura del corazón asciendo por la escalera. Estás ahí para elevarme, elevarme, más alto, más alto”.

8,5/10



Exquisita y magnífica son dos de las palabras que mejor se podrían adaptar a uno de los momentos más memorables del álbum que, además, está sucedida por la más épica sucesión de composiciones que encontramos en él.

“The Essence Of Me” no merece ser destacada solo por su bravo discurso, en el que nos incita a aventurarnos hasta dar con aquel más puro “yo”, aquel que reside en lo más profundo de nuestro corazón, a pesar de las dificultades que se crucen en nuestro camino (que también). 

Tampoco podemos remitirnos únicamente a su solidez como pista, puesto que…¿estáis pensando lo mismo que yo? ¡Por supuesto! Su encantador estribillo, en especial gracias a la repetición editada de aquellos “The e-e-e-e”, pone los pelos de punta.

“Me libero, estoy dando el salto. Estos límites son profundos, pero estoy sintiendo, estoy sintiendo mi esencia. Estas montañas son escarpadas, pero no hay quien mi pare. Estoy sintiendo, estoy sintiendo mi esencia”.

10/10



Por norma general, los álbumes de estudio de Lewis suelen incluir un gigantesco Up-Tempo que, además de aportar dinamismo al conjunto de temas, piden a gritos la oportunidad de desempeñar la función de sencillo.

Esto es lo que sucede, como podréis imaginar, con la frenética “I Got You”. Alcanzando apenas los tres minutos de duración y, acompañada de un piano en sus estrofas, desemboca en una explosión sutil de Dance que nos invita, con muchísima clase, a la pista de baile.

Su estribillo es toda una proposición bailable la mar de jugosa que, según avanza, se desata por completo, dando como resultado una pista Dance-Pop, incluso con cierto gusto Retro, que podríamos dedicar al amor de nuestra vida o, por qué no, a aquella persona a la que tanto amamos y con respecto a la cual nos sentimos muy afortunados de que forme parte de nuestros corazones.

“Entre la oscuridad y la luz, cuando la lluvia no cese, cuando no te sientas amado, cuando todo se derrumba…Te tengo, tomaré tu mano, estaré a tu lado. Cuando todo se derrumba…Te tengo”.

10/10



Y, seguidores míos, continuamos con una Balada sumamente indescriptible, vigorosa, espléndida y que, de veras, tenéis que escuchar, puesto que “Power” se corona como uno de los momentos más imprescindibles de este “I Am”.

Son varios los motivos por los que cabría considerar a esta pista como una de las más fantástica del conjunto del disco: por un lado encontramos su letra, quizás no la más compleja de los doce cortes pero sí una de sus más efectivas, la cual nos alienta a no perder nunca la certeza de que absolutamente todas las decisiones que queramos tomar, todos los caminos que deseemos recorrer o todas las puertas que necesitemos abrir a lo largo de nuestras vidas, son objetivos al alcance de nuestra mano: el sentirnos dueños de nosotros mismos es nutro poder, y debemos ser capaces de sentirlo.

Para mayor consideración, nos hallamos ante una de las producciones más místicas y sofisticadas del álbum, acompañada de unos fantásticos coros en su estribillo y, por supuesto, de una interpretación más que magistral por parte de la cantante: la cual, por cierto, emite al final del tema la nota aguda más espectacular que escuchamos a lo largo de todas estas canciones. Si a ello le sumamos el efecto de eco añadido a la misma, el momento en cuestión es sublime, radiante, escalofriante y mágico.

“Respira fuertemente, me adentro en ello. Aquí es donde terminas tú y comienzo yo. Veo el mundo a través de mi caleidoscopio, soy la persona por la que he estado esperando.

Tengo el poder. Siento el poder”.

10/10



A medio camino entre la mediocridad más obvia y la contundencia y frescura más irresistible, que lo convierten en un tema Electrónico de influencias tropicales muy bailable, se debate “Another Love Song”.

Lo cierto es que estoy impresionado: tras mi primera escucha sentí una profunda decepción con este corte, al que percibía como una especie de “quiero y no puedo”. Es más, según iba dándole más oportunidades, mayor era mi rechazo hacia el mismo. No obstante, todo parece indicar que ha acabado haciéndose conmigo. ¡Más vale tarde que nunca!

Reconocer que hemos caído en las redes del amor se convierte en más de una ocasión en una ardua tarea, ¿no creéis? Quizás, en compañía del enérgico espíritu del que presume esta pista (que se podría convertir en el tercer single global del disco), podríais declararos a aquella persona que, en estos momentos ocupa vuestros pensamientos y emociones. ¿No os parece?

“Gladiador con dulzura, que sostiene el cielo en sus brazos. Intenté asustarte, pero eres audaz. Ganaste la batalla por mi corazón.

Nunca pensé que escribiría otra canción de amor. Nunca pensé que te diría estas palabras a ti. Nunca pensé que escribiría otra canción de amor. Pero no puedo continuar luchando contra ti. Te amo”.

9/10



Y, si “Thunder” supone una entrada triunfal, “Thank You” es definible como un cierre con broche de oro para la Edición Estándar de “I Am”, ocupando el décimo lugar dentro del tracklist del mismo.

Nos encontramos ante otra delicada y frágil Balada, esta vez con ligeros elementos de Góspel (que le sientan de maravilla) en la cual Leona se desnuda vocal y sentimentalmente, ya que está dedicada, desde lo más profundo de su alma, a sus padres.

No tengo palabras para describir este tema tan emocional, de tanta carga sentimental, en el cual cada uno de los versos que recita son pronunciados directamente desde su corazón. Porque todos nosotros deberíamos de sentir una gratitud inmensa, infinita e impagable por nuestros progenitores, o de aquellas personas bajo cuyo cuidado hemos estado a lo largo de nuestra vida. Increíble, Leona. Simplemente increíble.

“Porque no estaría aquí sin vosotros. ¿Cómo pude dudar alguna vez de vosotros? Los portazos no os detuvieron. Me hicisteis afrontarlo, no estaría aquí sin vosotros. ¿Cómo pude dudar alguna vez de vosotros? Estaba huyendo de forma salvaje, como una niña temeraria. Siento si os dejé, si alguna vez os hice pasar por algún infierno. Solo os llamé cuando os necesitaba. Sí, me tomó algo de tiempo el asimilar…

Gracias, gracias, por ver lo mejor y lo peor de mí, al ángel de debajo. Gracias”.

10/10



La Edición Deluxe llega a nosotros con el corte más breve del conjunto del disco, “Thick Skin”, pista que va cobrando intensidad según avanza, a lo largo de sus menos de tres minutos de duración.

Caracterizada por una poderosa percusión y una adorable interpretación por parte de la cantante, es una reafirmación de seguridad y fortaleza, que nos impulsa a mantenernos con fuerza a pesar de que estemos en la inmensidad de una tormenta de puñales. No importará el daño, nuestra fuerte coraza nos protegerá de todas las adversidades, ¡no tenemos más que intentarlo y seguir batallando!

“Puedes lanzar tus dagas, puedes enterrarlas. No importa, tengo una piel resistente. Puedes hundirme, pero me levantaré de nuevo. Porque soy más fuerte que tus heridas, tengo una piel resistente”.

8/10



Y es la duodécima pista la encargada de finalizar el cuarto álbum de estudio de la cantante, gozando de más belleza que algunas de las composiciones incluidas en su Edición Estándar pero que, a pesar de ello, ha sido relegada a convertirse en un Bonus Track.

La fusión de un frágil piano y una gran voz suele ser, en considerables ocasiones, una combinación ganadora. Si su intérprete no es otra que Lewis y su instrumental transmite tanta fragilidad y goza de semejante delicadeza, el resultado es incluso más encantador.

En muchísimos momentos de nuestra existencia, es probable que no conozcamos nuestros límites, nuestra fortaleza y nuestras mejores cualidades hasta que atravesemos periodos dificultosos a nivel emocional, ¿no estáis de acuerdo? ¡Sabio consejo por parte de la cantante y, sin lugar a duda, una manera ideal de finalizar el formato Deluxe!

“Me perdí en mi camino, pero me encontré a mí misma.

Así que cojo el daño, los moretones y las heridas, los derrumbo para construir algo nuevo. A veces, una mentira hace que busques la verdad. A veces, lo peor muestra lo mejor de ti”.

9/10



Por desgracia es innegable que, en los últimos años, la carrera de Leona Lewis ha estado marcada por determinadas decisiones llevadas a cabo de forma errónea (y no hablando a nivel artístico, precisamente). Factores que, alineándose, han reducido a lo largo del paso del tiempo el estatus y el éxito gigantesco del cual la cantante gozaba durante su etapa de “Spirit” a ni tan siquiera una sombra de lo que su figura, como artista, pudo considerarse a nivel mediático. Es bastante desolador y, ante la expectativa de que dicha situación y su prestigio dentro de la industria experimenten mejorías, es preferible que dejemos a un lado el rendimiento comercial y el desempeño en las listas de éxitos para centrarnos en lo que realmente importa: la música.

El motivo de su marcha de Syco es el ansia de poder editar los proyectos con los que, de corazón, se sienta identificada, ya que dicha compañía la habría sometido en algún momento del pasado a trabajar en cortes con los cuales no sentiría la conexión tan especial y única que un/a intérprete establece con sus composiciones: Islands Records es el sello discográfico que ha acogido con brazos abiertos todo aquello que la cantante ha sentido la necesidad de transmitir y compartir a través de su creaciones con sus seguidores, ofreciéndole la posibilidad de seguir pavimentando su andadura por este circense, complejo y tan incierto mundo.

Además de todas las complejidades que habría afrontado la cantante a la hora de realizar dicho cambio, no podemos obviar que, a lo largo de nuestra vida, son varias las ocasiones en las que tenemos que batallar y no dejar que las dificultades nos sobrepasen como personas. Y este, seguidores míos, es el tema abordado en la inmensa mayoría del conjunto total de doce pistas inéditas: el superarse a uno mismo, el levantarse tras las más duras caídas, el extraer aspectos positivos de cualquier ápice de negatividad, el encontrarnos a nosotros mismos. Quizás un tópico más que explotado, pero no por ello más innecesario, puesto que resulta bastante de inspirador y, en más de una ocasión, puede sernos de muchísima utilidad, como fuente de ánimo o esperanza.


Es aún pronto para afirmar si se trata de su mejor producción discográfica publicada hasta la fecha (aunque el simple hecho de que reflexionemos acerca de designarla como tal es un indicio de que el resultado no tiene desperdicio alguno, ¿cierto?), pero sí que es irrefutable el argumento de que se trata del proyecto más personal entre los cuatro álbumes de estudio que componen su trayectoria, no solo por su temática y la relación que guarda con sus experiencias vividas más recientes sino, además, porque la artista nunca se había involucrado tanto en el proceso creativo de un disco suyo, figurando en los créditos como principal responsable del apartado de escritura de las letras de casi todas las canciones incluidas en dicha producción.

Proyecto que, por cierto (a pesar de mínimos, habituales y casi inapreciables fallos en la producción), presume de que absolutamente todas las pistas que lo componen aportan algo a su conjunto, impecable desde los primeros acordes de “Thunder”, pasando por la sofisticación Pop de “Ladders”, la invitación a la pista de baile con tintes tropicales de “Another Love Song” o la sutileza optimista de “The Best And The Worst”, entre otros momentos destacables. Como suele suceder en la inmensa mayoría de los álbumes, es inevitable que unas pistas sobresalgan por encima de otras y, en esta ocasión, no puedo hacer más que destacar su gran primer single, “Fire Under My Feet” (gran elección por parte de la artista), así como la encantadora “The Essence Of Me”, la entusiasta “I Got You” y, por supuesto, las más inmensas creaciones que nos ha ofrecido en esta ocasión, tanto “Power” como “Thank You”, dos gigantescas Baladas que, simplemente, tienen la capacidad de no dejar indiferente a nadie, gracias a su absoluta magia, pudiendo considerar a la última mencionada como la más grandiosa joya de "I Am".

Me gustaría incitaros a que os sumerjáis en su formidable mundo, en lo más profundo de su su corazón, que os dejéis encandilar por su increíble voz y su capacidad para emocionar. Porque, sin más complicaciones y, sin nada más que añadir, es ella. Ella es, la única y maravillosa Leona Lewis.

80/100
Mostrar comentarios
Ocultar comentarios

8 comentarios:

  1. Hola :).
    ¡Me ha encantado la critica!
    "Tunder" y "Fire under my feet" me encantan, son para mi dos de las mejores canciones de este álbum, pero para mi las que de verdad son las mejores son: "I am", "thankou" y la gran "power".
    "Another love song" es magnífica.
    "The essence of me" también me parece otro de los grandes momentos del álbum.
    El álbum es magnífico de arriba abajo.
    Me encanta leona su voz y sus canciones y con este nuevo trabajo me ha vuelto a enamorar locamente .

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también adoro a Leona y me reafirmo una vez más en ello gracias a este precioso "I Am". Mis temas preferidos del mismo son precisamente los que has mencionado, Sergio, jeje, aunque quitaría "I Am" y "Another Love Song" para añadir "I Got You", como habrás podido leer.

      Me alegra que coincidamos en casi todos. ¡Mil gracias por tu comentario, es un placer que esta entrada haya sido de tu gusto!

      ¡Un saludo muy afectivo! =)

      Eliminar
  2. Siempre me encanta leer tus crítica, son espectaculares y en cada una de ellas lo haces mejor. Nunca me gustó Leona pero este disco me ha convencido y mucho. Tiene canciones preciosas y no hay ninguna mala del todo. Coincido contigo completamente, las mejores son Power, The Essence Of Me, Thank You y el gran single Fire Under My Feet. Espero poder hacerle una crítica estos días en mi blo porque es un discazo y el mensaje que transmite como has dicho es muy bonito. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! No sabes lo bonito que es lo que acabas de comentarme, Carlos, te agradezco de veras que pienses eso.

      Me alegra que coincidamos en nuestras favoritas a las que, como habrás podido leer, añadiría "I Got You", aunque no signifique para mí lo mismo que "Thank You" o "Power", jeje.

      En el caso de que la hagas, ten por seguro que aquí tendrás a alguien que estará atento para leerla tan pronto como sea posible.

      ¡Muchas gracias, Carlos! ¡Nos leemos! =)

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho su nuevo disco algunas canciones respiran alguna esencia de Adele pero en general se puede escuchar entero sin pasar las canciones.
    Las baladas comparadas con su disco Spirit son algo sosas pero no dejan de ser bonitas. Se echa en falta algún dueto. Es un disco muy británico y en directo seguro que suenan mejor las canciones. Bueno le deseo suerte Leona Lewis canta muy bien. Pero a veces pienso que su música se quedó estancada en el estilo de los 90 y no sale de ahí.
    En otra página leí que volvía a hacer el mismo disco de siempre y no estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco estoy de acuerdo, considero que se trata de una reinvención en su carrera y que nos ha brindado un disco memorable y precioso, por cierto.

      ¡Me alegra que "I Am" haya sido de tu agrado, Josephp! Te invito a que leas otras entradas de este humilde Blog que puedan interesarte.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Ya lo estoy haciendo por cierto espero que todos los fans veáis la película de Walking On Sunshine donde sale Leona en su primer papelito en el cine. La película es un músical con canciones conocidas de los años 80. En una fiesta todas se disfrazan de Madonna menos Leona que va de Whitney Houston de los 80. Es una película estilo Mama Mia alegre, veraniega y romántica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curiosidad, creo que nunca había oído hablar de dicha película. Por la descripción que haces lo cierto es que tiene una pinta estupenda y me han entrado ganas de verla...¡Confío en hacerlo pronto!

      Mil gracias por tu recomendación, por cierto, jeje.

      Eliminar